Huesca

MOVILIDAD

Las carreteras convencionales aglutinan el 75 % de los accidentes de los últimos años

Muchos de los sucesos están relacionados con pérdidas de control por velocidades excesivas

Las carreteras convencionales aglutinan el 75 % de los accidentes de los últimos años
Las carreteras convencionales aglutinan el 75 % de los accidentes de los últimos años
EFE

HUESCA.- El principal objetivo de la medida que entra en vigor este martes es reducir la siniestralidad vialy cumplir el objetivo establecido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 de bajar de 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes. En contraposición, en 2017 la tasa fue de 39.

Los límites de velocidad son el instrumento adecuado para equilibrar las necesidades de movilidad y seguridad ya que a menor velocidad, el impacto en caso de siniestro es menor. Según diferentes estudios, los vehículos que circulan a velocidades dispares de la media de la vía, como pueden ser los camiones en relación a coches y motos, son más susceptibles de provocar un accidente, con una probabilidad 6 veces mayor que si estos vehículos circularan a la media del resto. Del mismo modo, velocidades de circulación más homogéneas favorecen la fluidez del tráfico.

Esta bajada de velocidad se produce en aquellas vías donde se registra el mayor número de víctimas, según datos de la Dirección General de Tráfico, en torno al 75-80 % de media en los últimos 5 años, y en las que la velocidad es un factor concurrente. En 2018 fallecieron 877 personas en estas carreteras. El accidente más frecuente es la salida de la vía que representa el 40 % de los accidentes mortales, seguido de las colisiones frontales con el 27 %.

Muchos de estos accidentes están relacionados con pérdidas de control debido a velocidades excesivas. Y es que, según recuerdan desde la DGT, a mayor velocidad, mayor distancia de detención. En condiciones óptimas, de vehículo, carretera, conductor y atmosféricas, a 90 kilómetros por hora se necesita 70 metros para detener el vehículo y a 100 kilómetros por hora la distancia se eleva a los 84 metros, o lo que es lo mismo, más de lo que mide de ancho un campo de fútbol. Con el suelo mojado, la distancia de detención aumenta casi un 70 %.

Asimismo, a mayor velocidad es menor el campo de visión. Un conductor circulando a 65 km/h tiene un ángulo de visión de 70 grados, a 100km/h el ángulo de visión se reduce a 42 y a 150 km/h dicho ángulo es de 18 grados, es decir, solamente ve el centro de la carretera.

Etiquetas