Huesca

PATRIMONIO

Aproximación a la historia y la arqueología gracias a "La catedral oculta 2.0"

Los participantes en la segunda edición de este campo de trabajo realizan sus encuentros el primer sábado de cada mes

Aproximación a la historia y la arqueología gracias a "La catedral oculta 2.0"
Aproximación a la historia y la arqueología gracias a "La catedral oculta 2.0"
M.D.

HUESCA.- El Obispado de Huesca organizó por primera vez el año pasado la actividad "La catedral oculta", un campo de trabajo centrado en la parte trasera de la seo oscense, donde se situaban los antiguos claustros. Una zona que está cerrada al público y donde, gracias a los trabajos del verano pasado, se realizaron importantes descubrimientos y en consecuencia decidieron organizar la segunda edición, "La catedral oculta 2.0".

La primera cita fue en el mes de febrero, pero debido a las bajas temperaturas apenas pudieron trabajar y realizaron una visita por el interior de la catedral. De modo que fue el sábado 2 de marzo cuando se retomaron los trabajos iniciados en el mes de julio. "Comenzamos con las labores de limpieza, delimitación y enseñanza a los nuevos participantes, ya que ninguno tenía conocimientos previos de arqueología", explica Julia Justes, arqueóloga y directora de esta actividad organizada por la Diócesis de Huesca, que cuenta con la colaboración de la Comarca de la Hoya. Durante la pasada edición, se realizaron cinco catas en las que descubrieron estancias medievales . Con el actual campo de trabajo, "La catedral oculta 2.0", se han centrado en los dos puntos más interesantes, donde también esperan encontrar restos romanos.

En esta ocasión, en lugar de ser un campamento juvenil, el campo está abierto a todas las edades que van desde los 18 hasta los 60 años, y en vez de realizarse en verano, las jornadas se desarrollan el primer sábado de cada mes, para facilitar que acudan las personas que trabajan o estudian y también por la posibilidad de comenzar con las labores antes de verano. Las personas que participan buscan un acercamiento a la historia y a la arqueología, además de pasar una buena jornada. "La valoración hasta ahora es muy buena y el objetivo es continuar con el descubrimiento de nuevos restos como arcos o escaleras en el espacio donde trabajamos", concluye Justes.

Etiquetas