Huesca

SERVICIOS JURÍDICOS

Retroceso general de todos los indicadores judiciales en 2018

El año pasado entraron en los juzgados 20.534 asuntos y se resolvieron 19.418

Retroceso general de todos los indicadores judiciales en 2018
Retroceso general de todos los indicadores judiciales en 2018
D.A.

HUESCA.- Los juzgados altoaragoneses ingresaron el año pasado 20.534 nuevos asuntos, una caída del 4,1 por ciento respecto a 2017, mientras que resolvieron 19.418, un 5,7 por ciento menos que el año pasado. Según los datos difundidos este miércoles por el servicio de estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la caída más acentuada en los asuntos resueltos que en los ingresados supuso que el número de casos en trámite al final de año se incrementara un 6,3 por ciento, hasta alcanzar los 7.429 asuntos sin resolverse al concluir 2018.

Otro efecto de este descenso más acusado en los casos que se resuelven que entre los casos que ingresan a los juzgados fue el empeoramiento en todas las tasas de actividad judicial de la provincia: de resolución, de pendencia, de sentencia y de congestión.

El índice de pendencia subió un 12,7 por ciento hasta el 0,38. Esta tasa (cociente entre los asuntos pendientes a final de año y los resueltos en el ejercicio) se mantiene, pese a este empeoramiento, entre las mejores de toda España.

De hecho, Aragón es la tercera comunidad con un menor índice de pendencia (0,36), sólo superado por Asturias (0,31) y Navarra (0,28).

Dentro de la comunidad, la provincia altoaragonesa sí presenta la peor tasa de pendencia frente al 0,26 de Teruel y al 0,36 de Zaragoza.

En paralelo, la tasa de resolución bajó un 1,6 por ciento hasta el 0,95, lo que significa que de cada 100 asuntos que ingresan en los tribunales altoaragoneses en un año, se resuelven 95.

Nuevamente, el dato de la provincia oscense es el peor de la comunidad autónoma, ya que en Zaragoza es del 0,96 y en Teruel aumenta al 0,98.

También la tasa de congestión de los tribunales altoaragonesas es la peor de las tres provincias aragonesas. En Huesca, este índice acabó el año pasado en el 1,42 (tras un incremento del 4,8 por ciento respecto a 2017), mientras que en Zaragoza lo hizo en el 1,35 y en Teruel se situó en el 1,27.

El último indicador de actividad judicial, la tasa de sentencia -el porcentaje de asuntos que se resuelven por sentencia- también retrocedió, en este caso un 9,4 por ciento menos, y finalizó 2018 en el 0,23.

El índice de la provincia se situó por debajo del de Zaragoza (0,25) y de Teruel (0,24), según las estadísticas del Poder Judicial.

JURISDICCIONES

En la provincia, todas las jurisdicciones, con excepción de la social, tuvieron menos asuntos ingresados en 2018 que en el año anterior. La mayor caída porcentual, del 7,1 por ciento, se dio en la jurisdicción contencioso-administrativa, con 458 nuevos asuntos. Las reducciones fueron muy similares en la vía civil (un 4,3 por ciento menos, con 8.024 casos nuevos) y en la penal (-4,2 por ciento y 11.169 asuntos recibidos).

Únicamente la jurisdicción social tuvo un aumento, del 2 por ciento, en los asuntos de nuevo ingreso, con 883 casos.

El número de asuntos resueltos disminuyó en todas las jurisdicciones sin excepción. El mayor retroceso se dio en el orden contencioso-administrativo, con un 10,2 por ciento menos y 414 casos resueltos. Le siguieron la vía penal (-5,8 % y 10.937 expedientes concluidos), la civil (donde los 7.305 casos resueltos supusieron una bajada del 5,7 por ciento) y la social (-1,3 % y 762 resoluciones).

Con estos datos, la jurisdicción civil acabó el año pasado con 4.069 asuntos en trámite (un aumento del 11,8 por ciento), la penal con otros 2.474 (bajada del 4,9 %), la social lo hizo con 512 (+19,6 %) y la contencioso-administrativa con 374 (+16,1 por ciento).

LA TASA DE LITIGIOSIDAD, ENTRE LAS OCHO MENORES DEL PAÍS

Ya con datos para todo Aragón, la tasa de litigiosidad en la comunidad autónoma se situó entre las ocho más bajas de toda España, destacó el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Este indicador (que se obtiene de dividir el número de litigios iniciados entre la población y multiplicarlo por 10.000) quedó en el 115,3 el año pasado.

La jurisdicción con mayor tasa de litigiosidad fue la penal, con un 64,9, seguida de la civil, con el 40,3.

Etiquetas