Huesca

RECLAMACIONES VECINALES

Perpetuo Socorro, Casco Viejo, María Auxiliadora y Santiago, los barrios más críticos con el Ayuntamiento de Huesca

San Lorenzo y La Encarnación se declaran satisfechos con las actuaciones en esta legislatura

Perpetuo Socorro, Casco Viejo, María Auxiliadora y Santiago, los barrios más críticos con el Ayuntamiento de Huesca
Perpetuo Socorro, Casco Viejo, María Auxiliadora y Santiago, los barrios más críticos con el Ayuntamiento de Huesca
P.S.

HUESCA.- A dos meses justos para las elecciones municipales, los barrios hacen un balance del mandato que termina. Una legislatura local con más oscuros que claros según los presidentes vecinales.

"Bastante nefasto". Así de contundente es el balance de Minia Díaz, presidenta del Perpetuo Socorro. El mandato "comenzó con muchas promesas" y encara su final sin que se hayan hecho realidad. Repara especialmente en la falta de convivencia en ciertas zonas del barrio, sobre todo, Joaquín Roig y Valencia. "Cada vez va a peor, cada vez hay más conductas incívicas y la gente se marcha", lamenta la presidenta, que reprocha al Ayuntamiento el no preocuparse siquiera de mantener la zona "en condiciones dignas": "Las farolas de Joaquín Roig estuvieron todo agosto estropeadas, la suciedad se acumula en algunos puntos... En estos cuatro años de dejadez, la situación ha ido a peor".

Por otra parte, critica que "en la propaganda (del PSOE) se presenten como inversiones lo que es mantenimiento". La situación del Colegio Pío XXI, del futuro centro de salud o el "ignorado" Plan Urbanístico y Social de la Asociación son otras quejas.

Para Fernando Anoro, presidente de San José, el mandato ha sido "ni fu ni fa". "Ha habido cosas muy acertadas y otras que no acaban de arrancar".

En el plano positivo, alude a las actuaciones en la red de agua"que han evitado inundaciones y graves problemas", la renovación de árboles en Menéndez Pidal o las obras de asfaltado.

El parque Miguel Servet es el gran punto negro y la situación "no tiene ni nombre ya". "Se ha convertido en el mayor pipicán de Huesca y los perros campan a sus anchas en las zonas de juegos donde antes había niños", denuncia Anoro, que también critica la duración de las obras de los viales principales.

El mandato comenzó en el Casco Viejo con el Ayuntamiento tratando el Plan Director para el casco histórico, pero "nada más hemos sabido de este documento indispensable", señala Susana Oliván, presidenta vecinal.

La legislatura "no ha dejado ninguna obra importante, salvo Lizana y Pedro IV", mientras que no se ha hecho "nada" en el Círculo Católico, el Seminario, la finalización de los Cosos o Desengaño, en "estado lamentable".

SAN LORENZO Y SANTIAGO

Sí es positivo el balance en San Lorenzo. Cristina Betrán señala que el Ayuntamiento ha atendido todas las peticiones del barrio. La presidenta vecinal cita actuaciones en iluminación, seguridad vial o limpieza. Además, se ha hecho una zona de aparcamiento en calle Teruel con paseo de la Estación y se ha mejorado el pasaje Arcoíris.

El debe, mejorar la iluminación en algunas calles (Cabestany, San Lorenzo y Padre Huesca).

"Nos gustaría saber cuánto se ha gastado el Ayuntamiento en el barrio y cuánto en otros barrios", manifiesta Maribel Abril, de la gestora de Santiago, que asegura que la inversión en este distrito "ha sido muchísimo menor". La plaza Luis Buñuel es la mayor demanda.

Tampoco se ha hecho "el día a día" del barrio -mantenimiento de aceras, iluminación...-, dice Abril, que añade otra queja: "Nos han dado 245 euros para actividades cuando a los demás barrios les dan 1.000. A ver qué asociación aguanta con 245 euros".

MARÍA AUXILIADORA Y LA ENCARNACIÓN

Un mandato "desmoralizador". Así lo define Javier Moreno, presidente de María Auxiliadora, que critica especialmente "el bloque de Alcaldía y Urbanismo a la retirada de la subestación" eléctrica de Doctor Artero, actuación que "ha defraudado al barrio".

Las últimas obras, "muy demandadas", han dejado "mal sabor" porque "se ha incumplido lo que se decía en los foros de participación". Además, el barrio "se ha transformado sin tener en cuenta a los vecinos", como en zonas de aparcamiento, con menos plazas libres y más de zona azul, o caminos escolares.

Lo más positivo, según Moreno, el acondicionamiento del Isuela a su paso por el barrio.

En La Encarnación, su presidente limita al año y medio que lleva en el cargo el balance: "No me puedo quejar porque han mejorado el local social e instalado aparatos de actividad física para la tercera edad y juegos para niños", declara Pedro Pérez. Además, "cada vez que informamos de un problema, las brigadas vienen enseguida".

Este periódico intentó contactar sin éxito con el representante de Santo Domingo.

Etiquetas