Huesca

INSTITUTO CONFUCIO

El Instituto Confucio impartirá clases de chino en el campus de Huesca para todas las edades

Han creado una nueva aula con la que pretenden acercar su lengua y su cultura

El Instituto Confucio impartirá clases de chino en el campus de Huesca para todas las edades
El Instituto Confucio impartirá clases de chino en el campus de Huesca para todas las edades
P.S.

HUESCA.- El Instituto Confucio, similar al Cervantes en España, y que pertenece al Ministerio de Educación de China, se desarrolla en la Universidad de Zaragoza desde el año 2017 y actualmente cuenta con aproximadamente 600 alumnos. La inauguración de su nueva sede este miércoles en el campus de Huesca es fruto del trabajo y la vinculación entre los codirectores de este proyecto en Aragón, Rafael de Miguel y Yuwen Cui de la universidad Nanjing Tech.

Con la creación de esta aula se genera un acercamiento de la lengua así como de la cultura y de las actividades tradicionales de este país oriental como la danza del dragón, la gastronomía o el Tai Chi. De este modo lo describía Carlos Rubio, el hasta ahora decano de la Facultad de Empresa, un centro pionero en España en la incorporación de estudiantes chinos a sus enseñanzas, con 25 alumnos que cursan actualmente el máster de turismo y el grado en ADE. "Se trata de una buena oportunidad para vincular la cultura de una civilización tan distinta a la nuestra", matiza.

El Aula Confucio del campus de Huesca amplía el modelo que ya existe en Zaragoza o en la Universidad de Pamplona con clases dirigidas a todas las edades en las que se enseña la lengua del chino mandarín y se prepara para los exámenes oficiales que cuentan con 6 diferentes niveles (entre A1 y C2). La inscripción y la matrícula se hacen de manera online al igual que todos los estudios de la universidad. Para el próximo curso esperan contar con entre 2 y 3 grupos de niños y otros 4 o 5 para adultos. Además, De Miguel indicó que los precios para el Instituto Confucio en Aragón son más asequibles que en el resto de España y afirmó que los alumnos cuanto más aprenden, más les gusta el idioma. "El chino es una lengua compleja pero tener una tercera lengua abre perspectivas culturales y oportunidades laborales en el futuro, por ello, el esfuerzo inicial acaba compensando", explica. Además de los cursos y las clases, el Instituto Confucio ofrece becas y programas de movilidad para estudiar en China.

Otro de los aspectos que se remarcó durante la presentación fue la conexión que existe entre la comunidad de Aragón y China. "Este vínculo supone un elemento más de expansión, que se suma al económico, además de sumar mucho valor al Campus que gana aportación y singularidad", subrayó Luis Felipe, alcalde de Huesca. Del mismo modo lo remarcó Francisco Beltrán, vicerrector de Internacionalización y Cooperación de Unizar, quien indicó que este tipo de proyecto sería un buen punto de partida para el establecimiento de un grado en estudios orientales, que en España no tienen mucha presencia.

Etiquetas