Huesca

FORMACIÓN PROFESIONAL

Los contratos a titulados de FP representan casi el 15 por ciento del mercado laboral

Las empresas demandan continuamente a los centros titulados en los distintos ciclos

Los Talleres de Reparación de Huesca piden personal formado y el Grado Medio de Electromecánica
Los Talleres de Reparación de Huesca piden personal formado y el Grado Medio de Electromecánica
D.A.

HUESCA.- Los alumnos de Formación Profesional cuentan con las tasas más elevadas de inserción laboral de España. Aunque la oferta de estos estudios trata de adaptarse a las demandas del mercado laboral, sectores como la Construcción ha puesto de manifiesto en los últimos meses la necesidad de personal cualificado y desde el de la Automoción requerían cubrir, sólo en Huesca, cerca de medio centenar de puestos de trabajo. De ahí que se esté buscando respaldo a la puesta en marcha de titulaciones como el grado medio de Electromecánica de Maquinaria, que esta semana apoyó el pleno del Ayuntamiento de Huesca.

Según los últimos datos disponibles, recogidos en el Informe de Trabajo elaborado por el Servicio Público de Empleo, los trabajadores que están en posesión de titulaciones en estudios de FP se encuentran entre los que tienen mejores posibilidades de inserción en el mercado de trabajo.

En 2017, casi el 15 por ciento de los contratados en la provincia poseían este nivel formativo (grado medio o superior de FP), frente al 8,64 de los universitarios. Además, el número de parados ese año descendió más de un 20 por ciento, representando estos titulados casi el 13 por ciento de los demandantes de empleo.

Unas cifras que se han incrementado en los últimos años progresivamente. Antes de la crisis, en 2011, los contratos a personas con FP representaban el 11,3 por ciento, en un año en el que todos los niveles formativos acrecentaron el número de parados, especialmente el grado superior de FP, con el 28,8 %. En 2007, la cifra de empleados se situaba en el 9,4 por ciento, más de cinco puntos por debajo que una década después.

El año pasado, Huesca fue una de las provincias que más contratos realizó a titulados de Formación Profesional en especialidades relacionadas con el deporte, pero con trabajos relacionados con el mundo rural, como gestión forestal, agricultura o ganadería, además de puesto en centrales eléctricas o vinculados a las energías renovables. También hubo bastantes contratos en ámbitos como la carpintería, la joyería o la química.

Sólo dos de los centros integrados de Huesca, el CPIFP Pirámide y Montearagón, ha recibido este curso más de 150 ofertas de empleo de empresas que demandan a titulado de esta modalidad educativa, a través de las bolsas de empleo que gestionan. En el Pirámide, sólo en el primer trimestre recibieron 126 ofertas, 77 de ellas relacionadas con las especialidades de sistemas de telecomunicaciones o eficiencia energética. En el Montearagón demandan, sobre todo, a los que hayan terminado las FP de agropecuaria, ganadería y soldadura.

Entre la labor de estos centros están las funciones de informar y orientar a los usuarios, tanto individual como colectivamente, para facilitar el acceso, la movilidad y el progreso en los itinerarios formativos y profesionales, en colaboración con los servicios públicos de empleo. Para llevar a cabo dichas funciones, se realizan acciones para promover la inserción y reinserción laboral de su alumnado y se fomentan iniciativas que impulsen el espíritu emprendedor, contando con instrumentos como las bolsas de empleo.

Otros centros, como el IES Sierra de Guara realizan un seguimiento de la inserción laboral de quienes finalizan sus estudios. En los últimos cuatro cursos, en los que han titulado más de 500 alumnos, la cifra de los que trabajan en el perfil estudiado ha pasado del 24,7 al 37,9 por ciento en el curso pasado.

Etiquetas