Huesca

OPERACIÓN POLICIAL

"Indignación, frustración y decepción" en Huesca, por la estafa del cáncer infantil

Afectados altoaragoneses expresan su malestar, tras ser víctimas de la empresa Lincenci

"Indignación, frustración y decepción" en Huesca, por la estafa del cáncer infantil
"Indignación, frustración y decepción" en Huesca, por la estafa del cáncer infantil
S.E.

HUESCA.- "Nos sentimos un poco frustrados y decepcionados, porque lo que intentábamos era ayudar". Son las palabras de Daniel Laguna, desde el bar 19 Tapas y 500 Vinos de Jaca, tras conocer que habían sido víctimas de Lincenci, la organización criminal que se dedicaba a recaudar dinero para luchar contra el cáncer infantil y para emergencias en el tercer mundo, pero que utilizaban los fondos en su propio beneficio. En la operación, denominada "Andes", han sido detenidas ya cinco personas, aunque podría haber más, ya que la investigación continúa abierta por la Policía Nacional.

Este establecimiento de Jaca, señala Laguna, colaboraron con 50 euros anuales a lo largo de cuatro años. Fueron contactados por teléfono. "Yo siempre he sido muy reacio a donar a compañías que no están establecidas, pero como ésta nos mandaban información y un librito y demás, les dabas un poquito más de confianza", añade, y asegura además que se están planteando interponer una denuncia.

"Indignación", fue, por otra parte, lo que sintieron en otra de las empresas estafadas, también de Jaca y que prefiere no hacer público su nombre. Como señaló su responsable, contactaron con ellos por teléfono para pedirles que vendieran unos lapiceros con los que recaudar fondos. Este ste afectado explica que reciben con frecuencia llamadas en las que se les solicita colaboración de este tipo y esta petición, en concreto, "nos pareció razonable".

"Hemos ido colaborando no solo con esto, sino con un sinfín de asociaciones, comprando rotuladores, bolígrafos, papel de oficina, bolsas de basura... pero ahora se nos van las ganas", añade este afectado, que asegura que se enteraron de la estafa por la radio.

La mecánica que utilizaban, explica, era la siguiente: "Ellos nos mandaban una caja de lapiceros y cuando se vendían, llamabas y te mandaban otra caja por mensajero. Entonces, al recogerla, les entregabas el dinero recaudado". Pudieron llegar a entregarles unos 200 euros, todo ello, "sin que sospecháramos nada en ningún momento".

Según ha informado Efe, la organización fue desarticulada este viernes por agentes de la Policía Nacional y se estima que llegaron a estafar cinco millones de euros. La investigación se inició en julio de 2018, cuando la Fiscalía remitió a la Policía Nacional una denuncia de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón (Aspanoa), que habían observado que la citada sociedad se estaba aprovechando de las investigaciones sobre el cáncer infantil para su lucrarse.

"CALL CENTER" EN ZARAGOZA

Linceci tenía un "call center" en el barrio del Actur de Zaragoza, desde el que desarrollaba una intensa actividad comercial para la captación de donantes y la venta de productos supuestamente solidarios. El cabecilla de la organización, R.P.R., se había establecido un sueldo de 15.000 euros mensuales, por su labor de "dirección", y otro de 5.000 euros para su mujer, por su trabajo de administrativa en el citado "call center". Han sido detenidas cinco personas, dos de ellas, un español y un peruano, ya se encuentran en prisión, mientras que las otras tres están en libertad con cargos. Son todas españolas y entre ellas se encuentra la esposa del cabecilla.

Etiquetas