Huesca

TURISMO

Los hoteles de la ciudad de Huesca esperan un mejor verano que el del año pasado

Las preocupaciones son el nivel de consumo y los efectos del calor extremo

Las estancias hoteleras suben un 1,1 por ciento en julio
Las estancias hoteleras suben un 1,1 por ciento en julio

HUESCA.- El sector hotelero de la ciudad afronta el verano con previsiones optimistas y la confianza de que la campaña finalice con mejores resultados que los del año pasado. Los hoteles basan sus predicciones en la buena ocupación de estas primeras semanas de la temporada estival y en los resultados de la primera mitad del año.

Ángel Guerrero, director del Hotel Pedro I, previó un incremento de diez puntos en la ocupación para este verano, llegando al 65 por ciento de media a lo largo de este estío.

En el caso del Pedro I, el aumento en la ocupación, explica su director, es que el hotel ya tiene todas sus habitaciones operativas desde finales de mayo, tras finalizar las reformas en las mismas -a la espera de "rematar" algunas partes comunes como salones y recepción-, y disponer de todas las plazas "permite vender mejor a los grupos".

También el verano ha arrancado "bastante bien" en el Abba y el hotel augura "incluso superar el 80 por ciento" de ocupación a lo largo de la temporada, "algo más que el año pasado", indica su director, Manuel Solanilla.

Pero precisa que "el problema" no es la ocupación, "sino el precio", que "se recupera poco a poco" pero costará llegar a los niveles precrisis porque, entre otras cuestiones, "tampoco la economía y los salarios están para esas subidas".

Tras un primer semestre "muy bueno", la tendencia para el verano en el Hotel Sancho Abarca se mantiene en esa línea. Roberto Pac, su director, afirma que las previsiones apuntan a un buen verano para el que las reservas "están funcionando perfectamente".

Sin embargo, Pac advierte del riesgo climatológico: "Va a ser un verano interesante pero la climatología es lo que nos puede matar un poco los resultados".

Y es que tampoco al sector turístico y hostelero le va el calor extremo porque "muchas terrazas están vacías muchas horas". "Una parte del sector está sufriendo mucho", sostiene Pac.

De cara a San Lorenzo, la previsión generalizada es el de una muy alta ocupación. Así, el Sancho Abarca ya tiene reservado el 60 por ciento -"pero al final se llenará todo"- y el Pedro I tiene muchas reservas para el primer tramo, aunque este año las fiestas "no caen muy bien" y el 13 y 14 serán "bastante flojitos".

Pac apuntó al respecto que la organización de eventos espaciados en el tiempo ayudaría a funcionar mejor a los hoteles.

EL PERFIL DEL TURISTA

Un año más, el grueso del turismo será nacional, destacando el aragonés y el de comunidades vecinas. Entre los extranjeros, repiten los franceses como los más habituales, y crecen los alemanes, ingleses y holandeses.

Etiquetas