Huesca

BALANCE

Las fiestas dejan un balance "muy positivo" y 6.500 espectadores en La Pegatina

El Ayuntamiento repasó los actos con mayor afluencia, el turismo y la limpieza

Las fiestas dejan un balance "muy positivo" y 6.500 espectadores en La Pegatina
Las fiestas dejan un balance "muy positivo" y 6.500 espectadores en La Pegatina
R.G.

HUESCA.- El Ayuntamiento de Huesca realizó en el día de este jueves el balance oficial de las fiestas de San Lorenzo 2019. Ramón Lasaosa, concejal de Cultura y Fiestas, cree que "en líneas generales" el balance ha sido "muy positivo y con buenas sensaciones". Pese a ser unas fiestas tan multitudinarias, se han desarrollado con "gran tranquilidad". El buen tiempo también ha acompañado y las calles estaban abarrotadas de gente a cualquier hora del día. Para el concejal el hecho de que esto sea así, significa que "hemos hecho bien" el trabajo.

El lanzamiento del cohete del día 9, las diversas actuaciones de los danzantes tanto el día 10 como en los centros sociales y residencias de mayores, la procesión del día 10 y los conciertos que se han desarrollado en distintos espacios de la ciudad fueron los actos con mayor afluencia de público. La ciudad ha visto duplicada su población, sobre todo durante el fin de semana llegando hasta las 100.000 personas. Según explica Lasaosa, los escenarios han funcionado "a la perfección". En cuanto a las cifras concretas, en la Plaza López Allué a lo largo de los seis días de programación, han pasado unas 46.000 personas mientras que por el Palacio de Congresos se reunieron unas 38.000 personas para los conciertos. Los más multitudinarios fueron el de La Pegatina con unos 6.500 espectadores, Tequila con 6.000 y Luz Casal con 4.000. Para Lasaosa ha sido una programación "equilibrada" porque también ha habido otros conciertos dirigidos a gente más joven que han tenido "bastante aceptación". Por otra parte, DJ Gato tuvo una afluencia de 5.800 personas durante la noche del sábado al domingo, "una cifra bastante importante" según el concejal.

La Plaza Navarra ha concentrado la programación musical de las peñas recreativas, por donde han pasado unas 5.000 personas. Por otro lado, el Iberia@huesca.folk tuvo una afluencia de 3.000 personas. El folclore también ha tenido su protagonismo en las fiestas de San Lorenzo y la actuación de los diversos grupos en el escenario del parque atrajo alrededor de 1.500 personas.

La oficina de turismo ha recibido 3.500 consultas durante los días festivos. La mayoría de los turistas que han visitado la ciudad han sido nacionales, mientras que el 18% fue turismo internacional llegados desde países como Francia, Italia, Holanda y Portugal. Los turistas se han quedado una media de dos días y medio en Huesca y se han interesado fundamentalmente por las actividades infantiles, pues se ha detectado que existía una gran cantidad de turismo familiar.

Finalmente ha repasado la "eficiencia del servicio del limpieza", que han recogido unas 400 toneladas de basura, un 5% menos que el año anterior.

EL AYUNTAMIENTO ESTUDIARÁ IDEAS

De cara al año que viene, ya han comenzado a surgir ideas por parte de los distintos colectivos. Ramón Lasaosa explica que este año ya han comenzado a trabajar en "la cuestión de ruidos", intentando bajar un poco el número de decibelios y afirma que seguirán "trabajando en ese aspecto" de cara a los próximos años. Para él, es "importante" que las afecciones que los vecinos sufren durante las fiestas de San Lorenzo se minimicen "lo máximo posible, sabiendo que es una tarea difícil".

En cuanto a otros cambios de organización, la idea es reunirse a partir de septiembre con los colectivos que forman el ámbito festivo para analizar "con tranquilidad" las fiestas y ver cómo han ido y estudiar la implantación de alguna acción que suponga mejoras.

El concejal ha recalcado la situación del Casco Antiguo, con quien "ya tuvimos una reunión con la Asociación de Vecinos previa a las fiestas en la que nos comentaron los aspectos que ellos nos pedían". Las cuestiones se basaban en temas de ruido, limpieza e iluminación de la Plaza López Allué, algo "difícil por la propia forma de la plaza y la acústica de la misma". El objetivo es obtener un sonido "de mayor calidad, como lo que se han trabajado este año en la Plaza Navarra". Con ello, aunque la música esté alta, "la sensación de molestia es menor".

Finalmente, Lasaosa aclaró que le "alegra" saber que las peñas están muy contentas con el espacio de la Plaza Navarra. "Hemos introducido algún cambio para que estuvieran mejor", explica. De la misma manera, ahora llegan días de análisis en los que estudiar el modelo actual y ver si es posible algún cambio para el año que viene.

Etiquetas