Huesca

JORNADA EMPRESARIAL

Cómo las empresarias convierten las trabas en oportunidades

El convenio entre Cruz Roja y CEOS ha facilitado el empleo a unas 150 personas

Cómo las empresarias convierten las trabas en oportunidades
Cómo las empresarias convierten las trabas en oportunidades
R.G.

HUESCA.- "Ser mujer de más de 50 años puede considerarse una traba o una tara, incluso, pero lo que he hecho es darle la vuelta y utilizarlo como punto de diferenciación". Así es como Daniela Jouet, que habla seis idiomas, creó hace cuatro años ExMas, una empresa de marquetin, comunicación y expansión internacional. Fue una de las experiencias de mujeres empresarias que se escucharon este jueves en la Jornada "Mujer, talento y empresa", que organizó CEOS-Cepyme con Cruz Roja de Huesca y en la que participaron también María Ángel Buesa, gerente de A Faldriquera; Asun Berroy, socia de Mermeladas Elasun; y Estela Rasal, gerente de Nut Producciones.

Inauguraron el presidente de CEOS-Cepyme Huesca, José Fernando Luna, y el vicepresidente de Cruz Roja Española en Huesca, Carlos Bistuer, entidades que tienen un convenio que el año pasado permitió dar empleo a unas 150 personas, muchas mujeres en riesgo de exclusión. Bistuer destacó la importante que tiene para esta población el acuerdo de la entidad con el tejido empresarial y Luna resaltó la aportación de la mujer a las empresas.

"Al lado de un consultor hombre de 30 a 40 años, aporto más experiencia y algo para lo que las mujeres estamos autorizadas, que es la sensibilidad. Los hombres también la tienen, pero es algo que a nosotras se nos autoriza", detalló Jouet en la jornada moderada por María Rosa del Valle, vicepresidenta de Cruz Roja en Huesca.

María Ángel Buesa comenzó de autónoma como ingeniera agrónoma en 2002. "Mi profesión, para lo que me he formado y me gusta mucho", definió. En 2013, cogió el traspaso de A Faldriquera, su "pasión", y el año pasado puso en marcha un apartamento turístico. "Me ayuda a ser más feliz. Es ir completando porque mi filosofía de vida es un poco espiritual", apuntó. Con toda esta actividad y una familia con tres hijos, "mi primera buena práctica es la conciliación familiar, implicar a mis hijos para que vean que es algo natural. Somos familia pero somos equipo y tengo que dar pero ellos a mí también. Si me anulo, no puedo aportar", afirma convencida.

Estela Rasal, gerente de Nut Producciones, expuso cómo ve el mundo empresarial desde el punto de vista del trabajo personal que hay que realizar internamente y las trabas que se encuentran las mujeres al desarrollar su talento. "Todavía no hay igualdad de oportunidades", aseguró. ¿Y en qué lo nota? "En pequeñas cosas que es lo que tienes que trabajar para que no afecte a tu trabajo personal interno", respondió. "Pero también es un camino divertido, una elección personal, porque puedes elegir otras cosas. Las trabas que te encuentras enseñan mucho", indicó, al tiempo apuesta por la educación para cambiar la situación. "Eso todavía no se ha abordado. Tenemos una responsabilidad, individual y colectiva", añadió.

Por su parte, Asun Berroy, que integra con Elena Escolano Mermeladas Elasun, contó su experiencia de cómo dos madres que se conocieron a las puertas del colegio decidieron montar esta fábrica artesana en Barbastro cuando sus hijos entraron en el instituto y ya no les necesitaban tanto, en torno a los 40, comenzaron. De eso hace 15 años y hoy ofrecen 22 sabores. "Lo difícil no es hacer la mermelada, es venderla", aseguró. Comenzaron en una feria en Barbastro, pero no se conformaron con vender solo allí y el año siguiente fueron al Salón Gourmet, donde abren mercados. Ahora, en plena temporada, trabajan cinco, pero todo el año son tres. "Nuestra filosofía es hacer la mermelada como el primer día", aseguró. "Al principio íbamos a una asociación de empresarios a apuntarnos y era un mundo de hombres, no encontrábamos empresarias como nosotras. Ahora, ya las hay", destacó.

Etiquetas