Huesca

AYUNTAMIENTO

La limpieza de edificios municipales de Huesca, al margen del conflicto de CCOO y Afelín

Los pliegos del contrato del Ayuntamiento ya recogen la subida del salario mínimo

La limpieza de edificios municipales de Huesca, al margen del conflicto de CCOO y Afelín
La limpieza de edificios municipales de Huesca, al margen del conflicto de CCOO y Afelín
D.A.

HUESCA.- El Ayuntamiento acoge con tranquilidad los recursos presentados por la patronal y por CCOO en relación al convenio de limpieza de edificios, ya que los pliegos municipales para licitar este contrato ya recogen el incremento del salario mínimo profesional, aspecto que es el fondo de la cuestión en los recursos de las organizaciones empresariales y el sindicato.

De hecho, el procedimiento ya está avanzado y en este momento, según informó este lunes el Ayuntamiento, "el contrato está ahora en proceso de valoración de ofertas y, tal y como marca la ley, recogida la subida salarial hasta el salario mínimo interprofesional", fijado en 900 euros mensuales.

La inclusión del nuevo salario mínimo en los pliegos llevó a que una de las patronales del sector, Aspel (Asociación Profesional de Empresas de Limpieza), recurriera los pliegos a principios de año al considerar que el importe del contrato no recogía este incremento. El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa) falló a favor del Ayuntamiento, pero por "pérdida sobrevenida del objeto del recurso", ya que esta primera adjudicación quedó desierta.

Posteriormente, el Ayuntamiento volvió a iniciar el procedimiento -el que actualmente está en curso- y elevó el importe para ajustarlo a esos 900 euros mensuales.

No ha sido este el único conflicto en la provincia por el nuevo salario mínimo y su fuerte subida, aunque la cifra todavía está muy alejada de los 1.126 euros mensuales que recomienda la Carta Social Europea para los países de la UE.

Aunque el Real Decreto entró en vigor el 1 de enero todavía hay sectores y empresas en los que pagar 900 euros a cada trabajador se está encontrando con serios problemas. Un caso precisamente es el sector de limpieza de edificios y locales de la provincia oscense, cuyo convenio colectivo, que recogía esta subida establecida por la ley, sólo fue firmado por CCOO, mayoritario en la parte sindical, y Aspel, que representa al 50 % de la patronal.

El convenio, además, todavía no se ha publicado en boletín oficial y Comisiones Obreras presentó el pasado 23 de agosto un recurso de alzada al Departamento aragonés de Economía para que la Dirección General de Trabajo -dependiente de esta Consejería- ordene la publicación.

Irene Lázaro, asesora laboral de la Federación de Servicios de CCOO, explica que el sindicato "mandó (el convenio) a registro pero la Dirección General lo echó para atrás".

"En defensa de las trabajadoras del sector", que sin ese convenio cobran 732,80 euros de sueldo base, Comisiones, el único sindicato firmante del convenio, "está usando todas las herramientas legales" para lograr la publicación del convenio y su aplicación.

Salvador Cored, representante de la patronal que rechazó firmar el convenio (Afelín), aseguró que esta asociación no ha presentado ningún recurso para que no se publique el convenio, rechazando así las acusaciones de CCOO, y explicó que el texto no se publica "porque no es estatutario, no es de eficacia general", ya que lo firmó una única patronal, Aspel, "que como se reconoce en el acta de inicio de negociaciones, no es mayoritaria". Por tanto, el convenio sí es obligatorio para las empresas de Aspel, pero "voluntario" para las de Afelín, aseguró.

Etiquetas