Huesca

PATRIMONIO

El castillo de Montearagón abre sus puertas antes de la obra de consolidación

El Ayuntamiento y la Asociación de Amigos organizan visitas este puente

El castillo de Montearagón abre sus puertas antes de la obra de consolidación
El castillo de Montearagón abre sus puertas antes de la obra de consolidación
R.N.

HUESCA.- El castillo de Montearagón abrirá sus puertas a los visitantes este puente festivo antes de que las obras de consolidación geológica arranquen entre "mayo y junio", según prevé el alcalde de Quicena, Javier Belenguer, quien no obstante prefirió ser "precavido" sobre el inicio de los trabajos.

Hasta que las máquinas se pongan a trabajar en la fortaleza, el Ayuntamiento de Quicena y la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón seguirán dando a conocer "su importancia" y explicando a los visitantes "qué fue y cuál fue su importancia como pieza fundamental del Reino de Aragón y de la Corona de Aragón".

Así, este puente -de sábado a lunes- habrá visitas guiadas a las 11 horas. El punto de encuentro será la barrera de acceso al castillo y el recorrido estará limitado a 50 personas cada turno.

Belenguer aconsejó llevar "ropa de abrigo, calzado cómodo y ganas de conocer más el castillo". Y es que estas visitas entrarán en zonas de la fortaleza que "habitualmente no se pueden visitar, como el interior de la iglesia y el panteón real en la cripta". Estos espacios únicamente se abren "en momentos puntuales" debido a su estado de conservación, por lo que este puente es "un muy buen momento para visitarlos".

Antonio Turmo, presidente de la Asociación de Amigos, agregó que en estos recorridos también se explicarán, aparte de la historia del castillo, las diferentes fases de la restauración de la fortaleza, que "tuvo muy mala fortuna en el siglo XIX con la desamortización, un incendio y el expolio".

En el siglo XX, el infortunio fue a más cuando el castillo acabó en pleno frente de la Guerra Civil, tras lo que fue abandonado.

Ahora, tras recibir el último visado por parte del Ministerio de Cultura el 22 de noviembre, estas obras "tan ansiadas" comenzarán el año que viene, probablemente en primavera.

El proyecto, de 1,5 millones de euros, solucionará los problemas de estabilización tanto de la ladera como del castillo, así como las intervenciones dentro de la fortaleza para que "la visita sea segura", la limpieza de grafitis y el cierre del recinto para que solo haya un acceso. Belenguer apuntó que también podría actuarse sobre las pinturas murales de la sacristía.

Etiquetas