Huesca

REPERCUSIONES ECÓNOMICAS

Las empresas oscenses, expectantes ante las consecuencias del "brexit"

La victoria de Johnson plantea un escenario para el que se espera un acuerdo con la UE

Las empresas oscenses, expectantes ante las consecuencias del "brexit"
Las empresas oscenses, expectantes ante las consecuencias del "brexit"
V.L.

HUESCA.- Los empresarios oscenses que venden sus productos a Reino Unido barajan ya un escenario en el que el "brexit" será una realidad en poco más de un mes. La mayoría absoluta conseguida el pasado jueves por el líder del Partido Conservador, Boris Johnson, en las elecciones generales para que ejecute su plan del "brexit", ha reducido la incertidumbre del sector en ese sentido, aunque todavía están presentes un buen puñado de dudas aún por aclarar.

Las empresas de Alto Aragón están expectantes ante un futuro en el que tendrán que hacer frente a aranceles, fronteras, inspección de mercancías, certificados de productos y garantías de tipo sanitario. En la provincia oscense el "brexit" afectará especialmente al mercado de papel de aluminio, a las carnes de ternera, pollo, oveja o cerdo, a la trucha, arroz, queso y aceites, fertilizantes, entre otros.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recalcó este viernes su apuesta por "un "brexit" ordenado que dé certeza a los sectores económicos" y una "relación futura lo más estrecha posible entre la UE y el Reino Unido". También el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, destacó la necesidad de que el "brexit" se realice de forma ordenada y dijo que espera que "pueda ser ratificado el acuerdo por parte del Reino Unido alcanzado con la Unión Europea", de tal forma que "se minimicen los efectos negativos".

Y a la espera de que se cierren estos pactos y de que Londres abandone formalmente el club comunitario el próximo 31 de enero de 2020 , el secretario general de Ceos-Cepyme, Salvador Cored, explica que el sector está pendiente de estos acuerdos, entre los que no descarta que se logre uno de libre comercio, tal y como ocurre con Canadá.

Hay bastante en juego. "Según los últimos datos disponibles la relación comercial con el Reino Unido desde las empresas aragonesas es importante, pues es el quinto destino de nuestras exportaciones y el undécimo país de origen de nuestras importaciones", detalla Cored.

Además, Reino Unido, apunta, "es también uno de los principales países de destino y origen de inversiones desde y hacia España, además de emisor fundamental de los turistas que nos visitan (en el año 2018 se registraron 83 millones de turistas extranjeros, de los cuales 18 millones procedían del Reino Unido)". Desde estos datos, plantea que "se trata por tanto de un mercado estratégico cuya salida de la Unión Europea, aunque sea con un acuerdo suave, tendrá muchos efectos, además de la depreciación o apreciación de la libra y contracción de la economía británica y europea" .

Las consecuencias, explica, van desde el régimen aduanero y el transporte de mercancías, con aranceles, declaraciones de proveedor, saturación y demoras en aduanas, nuevos requerimientos, etcétera; a divergencias regulatorias con etiquetas e inspecciones, posibles cambios impositivos o en la regulación de la propiedad industrial o en las certificaciones. A todos estos cambios aporta también los relacionados tanto con la empresa como con la libre circulación de personas, turistas pero también estudiantes y profesionales desplazados o locales; o de posibilidades de financiación, "dado que sin duda el sector financiero será uno de los mayores afectados por el "brexit" al tener en Londres uno de sus mayores mercados". Las medidas, valora, afectarán a los precios de los productos. "Hay algunas actividades que, como se ha señalado, sufrirán de aranceles, lo que encarecerá el precio de su producto si las empresas pretenden exportarlo al Reino Unido", plantea.

Pero Cored apuesta por afrontar estos cambios con calma, tal y como se puso de manifiesto en una reciente jornada realizada al respecto en la Cámara de Comercio de Huesca.

"A pesar de que resulta difícil prepararse para algo que no se sabe a ciencia cierta cómo va a ser, es preciso hacer un esfuerzo porque lo que sí está claro es que supone cambios, amenazas y también oportunidades si sabemos adaptarnos con agilidad", concluye.

"A LA ESPERA DE LO QUE PUEDA PASAR", LOS IMPUESTOS GENERARÁN PRODUCTOS "MENOS COMPETITIVOS"

Una de las empresas altoaragonesas que tendrán que adaptarse al "brexit" es Rigual, una compañía familiar ubicada en Fraga, que se dedicó inicialmente a la fabricación de maquinaria agrícola para abarcar posteriormente la venta de productos energéticos, como cisternas para transporte de combustibles y pellets, y de vehículos para el cuidado del medio ambiente.

Su director general, Juan Ramón Sánchez Tabuenca, manifiesta que por el momento la empresa no ha notado una variación en el volumen de negocio debido a la llegada del "brexit", "aunque sí que se están demorando los proyectos futuros hasta que se despeje la incertidumbre".

También está "a la espera de lo que pueda pasar" en materia de acuerdos la empresa Bada Hispanaplast, especializada en compounds de plástico técnico para empresas de automoción, electrónica, deporte, ocio, construcción, menaje y mobiliario de la industria del metal.

Fuentes del departamento de exportación de Bada Hispanaplast explican que la empresa se dedica a la fabricación de poliamida, que se destina especialmente a la elaboración de piezas en el sector de la automoción y los electrodomésticos.

Bada Hispanaplast exporta producto a Reino Unido "una vez al mes por lo menos. Normalmente lo enviamos por camión, en cada uno de ellos caben 23 toneladas de nuestro material", detallan.

De cara al "brexit" la empresa se prepara para afrontar los problemas que puedan surgir con motivo de la documentación de exportación que tendrá que presentar en la frontera.

"Al salir Reino Unido de Europa, ahora tendremos que hacer las facturas, el "packing list" o lista de empaque, y sobre todo, según a qué acuerdo se llegue, el cliente tendrá que pagar impuestos, por lo que nuestro producto será menos competitivo", advierten.

Etiquetas