Huesca

PROTOCOLO DEL AYUNTAMIENTO

Los concejales de Huesca ya podrán ir con banda a los actos religiosos

El dictamen de reforma, adelante con los votos de PSOE, Cs y Con Huesca, el no del PP y la abstención de Vox

Los concejales de Huesca ya podrán ir con banda a los actos religiosos
Los concejales de Huesca ya podrán ir con banda a los actos religiosos
R.N.

HUESCA.- Una de las grandes polémicas del pasado mandato tuvo como objeto el reglamento de Protocolo y Ceremonial del Ayuntamiento y, en concreto, el mandato a los ediles para que no acudieran a actos religiosos en su calidad de miembros de la Corporación. El asunto llegó a la jurisdicción contencioso-administrativa llevado por el Partido Popular y el TSJA falló la nulidad de este aspecto del reglamento, además de la prohibición a funcionarios municipales de que acudiera a actos confesionales con sus uniformes. En línea de lo determinado por la justicia, la comisión de Relaciones Institucionales dio este jueves su conformidad a la reforma del reglamento.

En sustancia, modifica el artículo 13, de manera que deja libertad a los ediles y a los funcionarios para asistir a actos religiosos con la correspondiente banda acreditativa de la condición de concejal o vistiendo los uniformes, en caso de los empleados públicos.

El reglamento mantiene la opción del Consistorio de no organizar actos religiosos ni acudir a los mismos como Corporación municipal.

La comisión informativa se pronunció a favor de la modificación con los votos del PSOE, Ciudadanos y Con Huesca. Vox optó por la abstención mientras que el PP lo hizo en contra.

La concejala popular Antonia Alcalá explicó a este Diario el motivo del voto en contra: Su grupo es partidario de una reforma de mayor alcance que, por ejemplo, incluya de manera expresa la asistencia de la Corporación a los actos religiosos de las festividades de San Vicente, San Jorge, primero de mayo en Loreto, San Lorenzo, el Santo Cristo de los Milagros, Todos los Santos así como al rezo del Tota Pulchra.

Se centró Antonia Alcalá especialmente en este acto del 7 de diciembre. Recordó que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC, de carácter inmaterial) que se fundamenta en la asistencia a la celebración de los tres cabildos: Catedral, Municipal y Universidad, en este caso y en el último siglo y medio con el claustro del Instituto Ramón y Cajal como heredero de la tradición.

La regidora popular argumentó que de no acudir el Ayuntamiento en su calidad de Corporación, incumplirá su obligación de mantenimiento de un BIC.

Expresó el convencimiento de su grupo de que era necesaria una reforma de mayor calado. De hecho, había planteado también una redacción alternativa al citado artículo 13, en la que dejaba opción al Ayuntamiento a organizar actos religiosos.

La concejala de Relaciones Institucionales, Rosa Serrano, llamó la atención sobre la diversidad de apoyos del reglamento e incluso la abstención de Vox para afear el no del PP. Dijo que su intención era lograr el máximo acuerdo a un reglamento "en el que todos los grupos puedan sentirse a gusto" y poner fin las polémicas del mandato pasado. "La lectura que hay que hacer es que tenemos un reglamento que dice que nos dice que podemos ir si queremos a actos religiosos o no", apuntó la concejala.

Rosa Serrano explicó que en principio se incluyó el Tota Pulchra, pero Con Huesca se opuso a que figurara en el reglamento y el PP se mantuvo en su propuesta de máximos, con todos los actos religiosos de su propuesta o ninguno, de manera que el equipo de gobierno optó por no incluirlo y limitarse a los aspectos indicados por el TSJA.

Etiquetas