Huesca

SANIDAD

La Clínica de Odontología mejora las sonrisas de 350 pacientes a la semana

La instalación tiene la tecnología más puntera y se cuida sobre todo la atención al paciente

La Clínica de Odontología mejora las sonrisas de 350 pacientes a la semana
La Clínica de Odontología mejora las sonrisas de 350 pacientes a la semana
V.L.

HUESCA.- El Grado de Odontología del campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza acoge una moderna clínica dotada de "tecnología totalmente puntera" que atiende a unas 350 personas a la semana a las que ofrece una asistencia muy especial desde la que mejoran con creces sus sonrisas. Con una década a sus espaldas, desde que abrieran sus puertas el 10 de mayo de 2010 hasta la actualidad, las instalaciones ya han sobrepasado los 5.000 pacientes.

El responsable del Servicio de la Clínica, Óscar Alonso, ofrece estos datos a punto de cerrar el año del décimo aniversario de esta clínica y añade que en ella hacen sus prácticas 72 estudiantes de cuarto y quinto curso del Grado de Odontología y otros 16 de los estudios de Máster, "pero divididos en diferentes grupos, cada uno con su dificultad".

Los alumnos comienzan con higienes, diagnósticos e incluso tienen que aprender a posicionarse de forma correcta en el sillón para evitar problemas de espalda y otros derivados de la profesión y el trabajo. "Luego van haciendo pequeños trabajos de odontología conservadora, extracciones simples, y el aprendizaje se va incrementando", indica.

Los tratamientos más complicados que debe afrontar la clínica se derivan al Máster Propio en Endodoncia, que tiene ocho alumnos, y al Máster Propio en Periodoncia e Implantología oral, con otros ochos estudiantes. "Son jóvenes que ya han terminado la carrera, que se están especializando", comenta Alonso, que asegura que "un alumnos sale de esta Facultad completamente preparado".

Respecto a los pacientes, comenta que la clínica está abierta al público en general, que llega desde la capital altoaragonesa y otros puntos de la Comarca de La Hoya, y que un 40 % de los usuarios están derivados de entidades solidarias como Cáritas Diocesana de Huesca o Cruz Blanca, con las que la Universidad de Zaragoza tiene un convenio con tarifas especiales.

INSTALACIONES CON LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA

Las instalaciones, conocidas formalmente como el Servicio de Prácticas de Odontología de la Universidad de Zaragoza, cuentan con la última tecnología en equipos de esterilización de material y tienen hasta un equipo con rayos X, microscopio, motor de implantes incorporado, videocámara, etcétera.

"Es tan moderno que hasta tenemos problemas para repararlo y que venga el técnico. No habrá más que dos o tres iguales en toda España", apunta.

El centro inculca a sus alumnos valores fundamentales como que "el paciente es lo más importante que hay aquí en la clínica de la Facultad y también posteriormente, cuando salgan a trabajar fuera. Sobre todo, los estudiantes deben saber que están tratando con una persona que es humana, que tiene sentimientos, que padece y que sufre, etcétera".

Tal es su profesionalidad y equipamiento que las instalaciones tienen una lista de espera que oscila entre los dos o tres años, "porque hasta que el paciente no acaba el tratamiento no se llama al siguiente", plantea Alonso, que aclara que estos datos no son del todo reales porque muchos inscritos recurren a otro tipo de centros antes de que se les llame.

A pesar de este exceso de demanda, el responsable del Servicio asegura que las instalaciones no pueden atender a más personas, "porque iría en menosprecio de la formación de los alumnos y del propio paciente".

Los precios de la clínica están aprobados por el Colegio de Odontólogos "y la verdad es que no difieren mucho de los que hay en el mercado. Al principio sí que eran más baratos, pero ahora hay grandes cadenas que ofrecen tarifas muy parecidas a las nuestras ", advierte.

En su opinión, "el cliente que acude a esta clínica gana el trato que recibe porque para el alumno es lo más y se establece mucha relación interpersonal".

Cuando mira atrás, Alonso realiza un balance de los diez años de la Clínica de forma muy satisfactoria. "Ha sido una evolución siempre en positivo y hemos ido creciendo de manera que cada vez abarcamos más con nuestros tratamientos", explica.

Indica que con la incorporación de los dos másteres a la Facultad, la Clínica ha podido abarcar más tratamientos complejos. "Al principio los implantes se derivaban fuera, pero ahora los hacemos aquí, al igual que ocurre con las endodoncias complicadas de molares", detalla.

De cara al futuro, el responsable de las instalaciones asegura que le gustaría que se sumaran más especialidades "para que podamos hacernos cargo de un mayor tipo de tratamientos, tanto en número como en complejidad".

Asimismo, indica que en el edificio del Grado de Odontología, ubicado en el Camino del Velódromo y con un total de 180 alumnos procedentes de toda España, se va a llevar a cabo una ampliación de espacios en la planta superior, para que este centro siga creciendo.

Recuerda que en su primer año de actividad el 92 % de los estudiantes procedía de Aragón y que se registraron 400 solicitudes para sus 36 plazas, frente a las más de 2.000 recibidas este curso.

"A nivel nacional, el Grado de Odontología de Huesca se ha posicionado y eso es por la magnífica y moderna clínica en la que hacen sus prácticas los estudiantes", concluye.

Etiquetas