Huesca

HOSTELERÍA

Los hoteles auguran una buena Navidad

La ocupación media rondará el 50 % con picos muy altos en días señalados pero la restauración ofrece muy buenos datos

Los hoteles auguran una buena Navidad
Los hoteles auguran una buena Navidad
R.G.

HUESCA.- Los hoteles de la ciudad esperan cerrar una buena Navidad aunque matizando que esta época no es la mejor turísticamente hablando para Huesca, ya que la gran mayoría de personas que viene se queda en casas de familiares y el viajero de grupos y también el de negocios prácticamente desaparece hasta después de Reyes.

Con esta precisión, los directores de los hoteles Abba, Pedro I y Sancho Abarca calculan, en base a las reservas ya hechas, que la ocupación media rondará entre el 30 y el 60 por ciento en los días no señalados. Eso sí, en las jornadas puramente navideñas (Nochebuena, Navidad o Nochevieja) la ocupación se disparará hasta entornos del 85 al 100 por ciento. El Abba también colgará el cartel de completo del 26 al 29 por el torneo de fútbol infantil Aragón Cup.

"Navidad, como todos los años, estaremos a la mitad", afirma Manuel Solanilla, director del Hotel Abba, que explica que estas fechas "no son muy turísticas en la ciudad porque la gente se va con las familias y los viajes de empresa se paran".

Tampoco salen grupos de turistas, indica el director del Hotel Pedro I, Ángel Guerrero, quien sin embargo resalta "la sinergia beneficiosa" de la nieve en el Pirineo porque eleva ligeramente la cifra de huéspedes.

En la misma línea, Roberto Pac, director del Hotel Sancho Abarca, comenta que en Navidad "la gente se suele ir a las casas familiares".

Aun así, y teniendo en cuenta esta circunstancia, los tres esperan que la Navidad acabe con unos buenos resultados.

Mención aparte merece el capítulo de la restauración. Guerrero y Pac atribuyen a tener llenos o casi llenos los servicios de los días señalados a una tónica cada vez en mayor auge, sobre todo de los jóvenes, de salir a comer o cenar esas fechas.

LOS VIAJEROS EN LOS ONCE PRIMEROS MESES SUBEN UN 1 % PERO LA ESTANCIA SE REDUCE

Los hoteles de la provincia recibieron entre enero y noviembre a 822.763 viajeros, un incremento del 1,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. Los datos de la Coyuntura turística hotelera del INE (Instituto Nacional de Estadística) revelan, por otra parte, que el número de pernoctaciones cayó en ese periodo un 0,2 por ciento, hasta las 1.903.013. Por tanto, la estancia media se redujo cuatro décimas, hasta las 2,31 noches.

El turismo nacional representó el 81,9 por ciento de los viajeros (674.271) y el 83,1 por ciento de las pernoctaciones (1.581.141), mientras que los turistas extranjeros fueron el 18,1 por ciento del total (148.489) y el 16,9 por ciento de las pernoctas (321.873).

Por otra parte, las estadísticas del INE indican una subida del 5,3 por ciento en la cifra media mensual de empleados en los hoteles altoaragoneses, que entre enero y noviembre de este año fue de 1.416 trabajadores frente a los 1.345 del ejercicio anterior.

Mientras, el número medio de establecimientos abiertos disminuyó un 2,1 por ciento, situándose en 285. Pese a este descenso, se dieron aumentos tanto en el número de habitaciones como en el de plazas. En el primer caso, la subida fue del 0,8 por ciento, hasta las 6.667, y en el segundo el crecimiento alcanzó el 1 por ciento, colocándose en las 13.852.

Etiquetas