Huesca

EDUCACIÓN

CGT pide el descenso de la ratio de 22 alumnos por aula o "la dimisión" de Alastruey

Piden que se realice un "estudio real" de las necesidades educativas

Denuncian que el 73 % de las aulas de Huesca tiene más de 22 alumnos
Denuncian que el 73 % de las aulas de Huesca tiene más de 22 alumnos
D.A.

HUESCA.- El sindicato CGT Enseñanza Huesca ha pedido este jueves la bajada de la ratio de 22 alumnos por aula, una cifra que consideran "elevada". De no producirse, exigen la dimisión de la directora provincial, Olga Alastruey. Como señalan en un comunicado firmado por Eva Latorre, se trata de una cifra que consideran "elevada". "Estamos hablando", señalan, de niñas y niños de tres años de edad, algunos de los cuales tienen todavía necesidades como ser acompañados al cuarto de baño.

Aseguran, de esta forma, que se realice un "estudio real" de la situación, si la esta decisión está motivada, como atribuyen, por la llegada en el futuro de familias al cuartel Sancho Ramírez de Huesca. "En este primer semestre no han llegado escolarizaciones para infantil de este gremio, y valorando los datos que se nos facilitó en las comisión, hay vacantes en todos los cursos para quien venga. Y entonces, ¿cual es la escusa para subir la ratio en Fraga o en Barbastro?", se preguntan desde CGT.

Consideran así un "privilegio de clase" lo que para Alastruey es "normalidad en la escolarización". "Y es precisamente contrario de lo que la escuela debe ser: garante de la cohesión social, la igualdad, la inclusión; que promueva la solidaridad y evite la discriminación, tal y como exponen los preámbulos de las últimas leyes educativas", apuntan desde el sindicato oscense.

Señalan además que el departamento provincial de Educación argumenta que una menor ratio exigirá aumentarla posteriormente, para acoger al alumnado que se escolariza fuera de plazo, algo que, argumentan, "no pasa ni ha pasado en los últimos años". Así, calculan "con los datos del curso escolar en la mano, estando las aulas de primero de infantil a 20, a estas alturas de curso aún nos quedan 63 plazas vacantes. Es decir, hoy podrían estar 18 niños y niñas por aula".

"De los 18 que podrían ser, a 22 que propone esta administración para el curso que viene, añaden, hay una grandísima diferencia y son los niños y niñas los que pierden con esta decisión". Califican además de "aberración pedagógica", desequilibrar de esta manera la distribución del alumnado, "habiendo, aulas suficientes y maestros y maestras sobradamente preparados en todas las escuelas". "¿Qué pretenden? ¿Preparar el camino para justificar en unos años el cierre de aulas?", se pregutan desde CGT.

Esta decisión no se sostiene, en opinión del sindicato, "bajo ningún criterio de equidad, ahorro o calidad". Exigen, de esta forma, una bajada de la ratio a 19+2 que es la que, atenidendo a los datos que maneja el sindicato desde hace varios años, "permitiría una escolarización justa" palabra que utilizó Olga Alastruey, según CGT, en la comisión pero que. añaden, "solo utiliza para unas pocas familias".

Etiquetas