Huesca

SUCESOS

Prisión provisional para los dos alemanes detenidos por saltarse el control de Canfranc y huir

Al embestir con su BMW a vehículos del cuerpo, causaron lesiones a tres agentes

Dos detenidos en Nueno tras una persecución policial con disparos
Dos detenidos en Nueno tras una persecución policial con disparos
P. S

HUESCA.- Los dos súbditos alemanes que se saltaron el viernes un control de fronteras en Canfranc y embistieron en su huida a tres coches y una moto de la Guardia Civil ingresaban este domingo en la cárcel de Zuera. La titular del juzgado número 4 de Huesca decretó la prisión provisional por supuestos delitos de atentado agravado a agentes de la autoridad, de lesiones a tres agentes y de daños por los destrozos en los cuatro vehículos un una bionda de la autovía A-23.

El letrado que representa a los tres agentes, Jorge Piedrafita, señaló que los dos arrestados, un varón de 36 años y una mujer de 40, habían sido rechazados ya el jueves en un control fronterizo en La Junquera. Se investigan las causas del interés por entrar en territorio español.

Como informó este Diario en la edición del sábado, viabajan a bordo de un BMW y se saltaron el control de Canfranc. Los agentes de la Policía Nacional no podían abandonar su puesto por exigencias del servicio y avisaron a la Guardia Civil.

Dos vehículos del cuerpo se posicionaron en una rotonda en Sabiñánigo, en el acceso a la autovía, para detener el vehículo, que era ya perseguido por una patrulla motorizada. Sin embargo, el coche embistió a los dos vehículos y siguió su marcha por Monrepós, a gran velocidad.

En una zona de curvas en la bajada del puerto, un vehículo logró adelantar al BMW, se situó delante para reducirle la velocidad, mientras motoristas le conminaban a parar. Lejos de hacerlo, la pareja de fugados, trató de desestabilizar a los motoristas arrojándoles objetos (como botellas de agua), embistiendo además al coche y, luego, yendo marcha atrás, a una de las motos.

Durante estas maniobras, en la zona de Arascués, los agentes lograron disparar a las ruedas y el BMW acabó por fin detenido y sus ocupantes capturados. Tres agentes resultaron con lesiones a consecuencia de los violentos golpes en sus vehículos.

Jorge Piedrafita, que es abogado de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC,) señaló la gravedad de unos hechos que “pusieron en grave riesgo la vida a los tres agentes que actuaron de forma muy profesional con ponderación, congruencia y proporcionalidad ante dos investigados”. Estos “no sólo quebrantaron las prohibiciones del estado de alarma sino que de forma dolosa y peligrosa pusieron en riesgo a todos los ciudadanos que circulaban por una vía de montaña al provocar una persecución más de 200 por hora”, señaló el letrado.

Etiquetas