Huesca

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Estela Rasal: "Somos los últimos, por autónomos y por pertenecer al sector cultural"

Señala que se precisan ayudas específicas para cultura, mientras que en el campo de los eventos no se tiene "perspectiva de trabajo", asegura Blanca Peleato

Estela Rasal: "Somos los últimos, por autónomos y por pertenecer al sector cultural"
Estela Rasal: "Somos los últimos, por autónomos y por pertenecer al sector cultural"
M.J.M.

HUESCA.- Como cualquier otra autónoma ha perdido clientes y visto cómo proyectos se aplazan. "Alguno sigue en pie, como el Festival Internacional de Cine de Huesca, otras cosas se suspenden y con las que se podrían estar en mente que dependen de las administraciones públicas todavía no sabemos qué va a suceder, cómo van a reesctructurar los presupuestos y cómo van a considerar a la cultura" en el ránking de prioridades.

La intermitencia y la temporalidad propias del sector condicionan el acceso de las y los trabajadores de la cultura a las medidas para autónomos lanzadas desde el Gobierno central. Son "actores, gestores culturales, personas que trabajan en producción, que tienen trabajos esporádicos cuando hay un proyecto". Sobre las medidas adoptadas por la administración local, Rasal considera que "solo contemplan a autónomos que tiene establecimiento abierto al público".

La cancelación de todos los eventos públicos -bodas, comuniones, congresos o partidos de fútbol- ha dejado a empresas como Comunicación y Protocolo sin trabajo desde el 13 de marzo y "sin perspectivas de tenerlo en los próximos meses", explica Blanca Peleato, una de las integrantes de la agencia. Han solicitado la ayuda de los autónomos y han hecho un ERTE a las ocho personas contratadas fijas. De la ayuda todavía no ha recibido notificación y del ERTE, "sabemos que se han comunicado con las trabajadoras para que soliciten la prestación", declara.

Rasal se hace eco de las demandas hechas desde Procura "en las que se pide la adaptación de las medidas generales para que puedan ser aplicadas al sector y que cuando se reestructuren los presupuestos, no se decida eliminar todo lo que hay en cultura y se redistribuyan de manera equitativa". Siendo consciente de las prioridades que surjan en el ámbito sanitario y social, "en ese ránking, la cultura no puede ser la última".

Desde Comunicación y Protocolo, previendo ya la dificultad de celebrar eventos en el corto y medio plazo advierte: "Cuando esto pase y nos dejen salir, habrá que esperar a que la gente se anime a hacer eventos".

Etiquetas