Huesca

CONSECUENCIAS DE LA COVID-19

La Diócesis de Huesca estudia directrices de la CEE para la reapertura de las iglesias el 11 de mayo

Hasta el 4 de mayo, las parroquias de la Diócesis de Huesca continuarán celebrando la eucaristía pero lo harán sin la presencia de feligreses

Las imágenes de este domingo sobre el coronavirus, foto a foto
Las imágenes de este domingo sobre el coronavirus, foto a foto
P.S.

HUESCA.- La Diócesis de Huesca está estudiando las directrices que la Confederación Episcopal Española (CEE) ha dictado de cara a la reapertura de las iglesias, a partir del próximo 11 de mayo, en los lugares en los que se pueda aplicar la fase 1 del plan de desescalada anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Según ha señalado el vicario general de Huesca, Nicolás López, las cuestiones abordadas por la Confederación pueden ser adaptadas por cada diócesis, si bien ha reconocido que "son muy completas".

López ha informado de que, hasta el 4 de mayo, las parroquias de la Diócesis de Huesca continuarán celebrando la eucaristía pero lo harán sin la presencia de feligreses. Además, "se presta especial atención a todas aquellas personas que han sufrido la muerte de un ser querido".

Durante la fase actual, la Diócesis se encuentra preparando la siguiente etapa, que podría comenzar a partir del 11 de mayo, en la que se permitirá la asistencia grupal a la eucaristía con límites de aforo.

En este sentido, López ha recordado la ocupación no deberá superar el tercio del aforo en las eucaristías de los domingos y de los días laborables, y que "todos los que asistan a las celebraciones presenciales tendrán que utilizar mascarilla y guardar el distanciamiento social de dos metros".

Respecto al cumplimiento de esa norma, el vicario ha apuntado que "nuestros templos son grandes" y ha considerado que las personas que acudan a las celebraciones serán aquellas que "no tengan algún riesgo".

En la segunda fase de la desescalada, que podría empezar a partir del 25 de mayo según la evolución provincial, la asistencia de personas no deberá superar la mitad del aforo total.

Además, desde la Diócesis de Huesca se recomienda que los fieles hagan uso de mascarilla; se ofrecerá gel hidroalcohólico; las pilas de agua bendita continuarán vacías; la comunión se hará en silencio; no habrá coros ni hoja de cantos; el cestillo de la colecta no se pasará durante el ofertorio y el saludo de la paz se podrá sustituir por un gesto. Por último, se podrán celebrar funerales, bautizos o matrimonios, aunque con restricciones.

Etiquetas