Huesca

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Los obispados de Huesca y Jaca dan instrucciones a sus parroquias

Han decidido cancelar romerías como las de San Indalecio o Santa Orosia

Los obispados de Huesca y Jaca dan instrucciones a sus parroquias
Los obispados de Huesca y Jaca dan instrucciones a sus parroquias
C.S.

HUESCA.- Los obispados de Huesca y Jaca, cuyo titular es en ambos casos Julián Ruiz, están instruyendo a sus parroquias para la apertura a partir del próximo lunes de todos los templos y para la paulatina vuelta a la normalidad en cuanto a la actividad de sus parroquias con la medidas de prevención adecuadas para evitar la transmisión del coronavirus durante las distintas fases de la desescalada.

Se disponen asimismo a dar instrucciones sobre algunos eventos previstos para las próximas semanas que, de llevarse a cabo normalmente, supondrían peligrosas concentraciones de gente, como las romerías, y, en el caso del de Huesca, a reprogramar algunas celebraciones que han debido ser canceladas desde que comenzó el estado de alarma.

En la diócesis oscense, el Consejo Episcopal concretará este viernes el documento definitivo que remitirá a las diócesis con las disposiciones para llevar a cabo las celebraciones con seguridad, así como para la desinfección de los templos. Lo que es seguro, informan desde el Obispado, es que el lunes "se abrirán todos los templos con un tercio del aforo y los horarios habituales de misa diaria y dominical, eso sí, sometidos a los preceptos y recomendaciones de las autoridades en el sentido de que hay que desinfectar los templos lo que sea necesario y de mantener las distancias de seguridad".

El Obispado volverá a abrir sus puertas en su horario habitual de 10:00 a 14:00 horas, pero seguirán cerrados la librería San Pablo y el archivo diocesano, que solo se podrá consultar de manera telemática.

En la reunión de del Consejo Episcopal se terminará de definir todo lo relativo a las romerías y cofradías, y se pondrán nuevas fechas a celebraciones que han sido aplazadas por las medidas de confinamiento.

Por su parte, el obispado de Jaca remitió ya hace unos días un documento elaborado por la Conferencia Episcopal con las medidas a adoptar para la celebración del culto con público en los templos católicos. En él se regulan todo tipos de detalles sobre estos eventos, desde cómo organizar las misas hasta cómo hacer los bautizos o la unción de enfermos. También indica que no se deben permitir visitas turísticas a las iglesias

Además, el Obispado jaqués informó de que ha decidido la cancelación de romerías de junio, como la de Santa Orosia en Yebra de Basa o la del Voto a San Indalecio en San Juan de la Peña, para evitar grandes concentraciones de fieles, decisión que está pendiente de la firma del decreto correspondiente para concretarse.

"Aunque el culto se pueda volver a hacer con los aforos correspondientes, en las grandes concentraciones de personas nos exponemos a riesgos muy grandes", indicó un portavoz del obispado jaqués.

No obstante, dijo que se pueden "hacer alternativas, como grabar una misa a puerta cerrada y difundirla a través de las redes sociales".

En el documento de la Conferencia Episcopal con medidas para la desescalada recomienda que en la primera fase, que arranca el lunes, se dé preferencia "al acompañamiento de las familias en su duelo" y recuerda que a partir de la fase dos se reestablecerán los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral", y el aforo permitido en los templos ascenderá al 50 por ciento.

Etiquetas