Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

La hostelería y el comercio de Huesca abogan por repensar agosto ante la suspensión de las fiestas de San Lorenzo

Ambos sectores, muy perjudicados por los efectos de la pandemia, entienden que la prioridad es "la salud"

La hostelería y el comercio de Huesca abogan por repensar agosto ante la suspensión de las fiestas de San Lorenzo
La hostelería y el comercio de Huesca abogan por repensar agosto ante la suspensión de las fiestas de San Lorenzo
P.S.

HUESCA.- La suspensión de las fiestas de San Lorenzo era esperada. "Entendemos que hay que priorizar la salud y la decisión es acertada, pero tendremos que repasar todo lo que perdemos, para volver a ponerlo en valor", indicó Carmelo Bosque, presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca. Para Susana Lacostena, es comprensible, pues "no se pueden arriesgar. Es lo que hay y no podemos hacer otra cosa", añadía la presidenta de la Asociación de Comerciantes de Huesca.

Pero pese al quebranto económico que supone la cancelación de los festejos laurentinos para dos sectores muy afectados ya por esta pandemia, ambos se mostraron convencidos de que quizás sea una oportunidad para entender esos día de agosto de una manera distinta. "Vamos a vivir un San Lorenzo diferente. Hay que ver las cosas positivas porque si no...", afirmaba Lacostena que apeló a intentar "poner otra actitud" ante unos días, que si bien no tendrán el trasiego por las calles de oscenses y visitantes habitual, quizás permitan un cambio de estrategia comercial. "Habrá que darle una vuelta a agosto. Vamos a ver si el comercio puede hacer algo, vamos a intentarlo. La semana que viene tendremos una reunión y este es uno de los temas que vamos a tratar", añadió.

En función de cómo esté la situación, se decidirá, por ejemplo, qué se hace con el Green Friday, una jornada en la que el comercio sale a la calle, "que es un día espectacular y los comerciantes estaban supercontentos, quizás lo tengamos que reinventar".

Desde la Asociación de Hostelería, pese a que "entre el 35-40 % del beneficio de muchos locales se genera en San Lorenzo y que el mundo de la hostelería estamos en una situación realmente complicada para mantener puestos de trabajo, hay que mirar hacia adelante".

En el sector, asegura Bosque, "estamos tristes por la sensación de perder cosas que nos unen a los oscenses, comidas típicas, los Danzantes, cosas que habrá que dejar para el año siguiente". Pero también "echa de menos un punto de valentía de todos los sectores" a la hora de hacer unas fiestas alternativas. "Eso lleva trabajo, reflexión y mucho esfuerzo, pero quizás abriría camino para otros momentos".

Cuando todavía no se tenía ninguna certeza sobre qué sucedería, el presidente de la Asociación de Hostelería asegura que "hemos estado hablando con el Ayuntamiento, intentando ofrecer un modelo de fiestas alternativas, pero parece ser que solo hay un modelo". Una propuesta de la que solo comentó que involucraba al sector cultural oscense y jugaba con los aforos de la desescalada, porque "ahora no estamos preparados para hacer unas fiestas como se celebran las de San Lorenzo", afirma.

Con todavía tres meses para la celebración, Lacostena optar por ir con calma. "Vamos a ver cómo van las fases, a dar un respiro, si hay rebrotes o no. Creo que nos estamos apresurando y que debemos ir poco a poco". Por su parte, Bosque opina que "ahora, que ya sabemos que no se van a celebrar y nos hemos quitado esa presión, trabajemos" de cara a futuro.

Etiquetas