Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Lorenzo Alonso:"Hay mucha gente sin hábito que está descubriendo este mundo ciclista a nivel urbano"

Los establecimientos de venta de bicicletas en Huesca registran un repunte en la demanda desde que se inició la desescalada

Lorenzo Alonso:"Hay mucha gente sin hábito que está descubriendo este mundo ciclista a nivel urbano"
Lorenzo Alonso:"Hay mucha gente sin hábito que está descubriendo este mundo ciclista a nivel urbano"
R.G.

HUESCA.- Desde que el estado de alarma en el que vivimos a causa de la pandemia de coronavirus permitió salir a pasear y hacer algo de deporte, el uso de las bicicletas ha aumentado en muchas ciudades, especialmente, en las grandes, donde, además, se emplea como transporte de uso individual y se presenta como una buena alternativa ecológica y para hacer frente a la contaminación acústica. Incluso, en algunas comunidades autónomas como es el caso de Valencia se dan ayudas públicas para la compra de bicicletas con el fin de potenciar el uso de vehículos sostenibles.

Pero también se ha notado ese incremento en las calles de Huesca. Tanto en el horario de salida de los niños, como en el de los jóvenes y adultos se ha hecho visible el aumento de paseos en bicicleta. Algunos la han desempolvado para ir a trabajar y otros para ejercitar las piernas, así lo confirma Miguel Ramón Cored, propietario de Ciclos Cored. "Aquí tengo el taller y ha habido muchas puestas a punto, algunas, las habituales de cara al buen tiempo, pero otras porque se han desempolvado bicicletas antiguas", asegura Miguel. Comenta que está muy satisfecho con las ventas que se han hecho desde que pudo abrir su pequeño comercio en la capital altoaragonesa y destaca que "ha habido un repunte en la demanda de bicis". Ante lo cual, recuerda que "es que la bicicleta tiene un doble uso, sirve para ir a trabajar o comprar y también para el ocio y creo que la sociedad se está concienciando de que se trata de un vehículo muy interesante para el transporte urbano".

Cored hace hincapié en que se está retomando la actividad y recuperando las pérdidas en su sector, aunque en su caso comenta que los días de confinamiento se le han pasado "muy deprisa y las pérdidas no han sido excesivas porque, afortunadamente, no tengo que pagar el local porque lo tengo en propiedad". Además, advierte que aunque "cada vez es menos estacional el uso y la venta de bicicletas, sigue notándose un parón entre enero y marzo y de octubre a diciembre".

Se muestra muy optimista, y desde que abrió de nuevo sus puertas, explica que se ha interesado mucha gente por determinadas bicicletas y material relacionado con éstas e, incluso, comenta que "se ha dado el caso de rotura de stocks y no he podido vender alguna bici porque no hay ni en fábrica".

Con el mismo optimismo miran al futuro en Ciclos Alonso. Su responsable, Lorenzo Alonso, confirma que ha habido un repunte en el uso de este vehículo y comenta que "hay mucha gente sin hábito que está descubriendo este mundo ciclista a nivel urbano, y es probable que se anime y lo continúe". Recalca Lorenzo que, en estas últimas semanas, "tenemos mucho movimiento de público y muy diverso, estamos arreglando bicis antiguas de esas que estaban olvidadas en el trastero y también estamos vendiendo muchos ciclos de niños y adultos y de todas las gamas de precios". Ante lo cual, espera que siga este ritmo de ventas, reparaciones y puestas a punto para solventar las pérdidas causadas durante el confinamiento total. Para continuar en el buen camino desea que "se arranque todo el mundo, además, ahora que hay pocos coches es una gozada ir por Huesca en bicicleta". Al hilo de lo cual comenta que a nivel urbano, que es donde se está notando ese incremento de ciclistas, "el mayor problema que hay es el miedo a los coches". Y, en este sentido, insiste en que "mejorará el aire que respiramos si vamos en bici o andando".

La sensación es diferente en Ciclos Nueno, desde donde el empresario Javier Nueno desvela que no tiene constancia de que haya habido un aumento de ventas con respecto a otros años por estas mismas fechas, "tendría que mirarlo con los datos del año pasado" indica. Lo que sí ha notado es el estancamiento que le ha supuesto la supresión de las pruebas ciclistas más importantes que se disputan en nuestra provincia como la Quebrantahuesos o la Puertos de la Ribagorza, ambas con un alto número de participantes y con muchos oscenses que las preparan. "Es cierto que hay más nuevos aficionados que han venido en estos primeros días de puertas abiertas, pero no compensa con el descanso obligado que han tenido que hacer los ciclistas más profesionales" explica Javier.

Y es que parece ser que muchos oscenses han apostado por el deporte después de tantos días de encierro en casa. Por su parte, Gemma Cajal, gerente de la tienda deportiva Intersport Huesca, ratifica el interés de los ciudadanos por salir "en bicicleta, andando o corriendo". "Antes de poder abrir con cita previa ya lo intuíamos", manifiesta Gemma que desvela que "han tenido que hacer nuevos pedidos de ropa técnica porque se agotó". Según manifiesta, "nuestro público es muy heterogéneo, ya que tenemos clientes con más de 90 años, pero también vendemos zapatillas y cosas de bebé, y nadie quiere salir de cualquier manera, hay quien buscó la ropa de deporte y era de los años 90, así que han venido a comprar nueva". Espera que la tendencia continúe y asegura Gemma que "cuando coges el hábito, parece que te falta algo si no lo haces".

Etiquetas