Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las inscripciones de fallecidos en los registros civiles de la provincia suben un 29 %

Entre marzo y abril se registraron 297 muertes frente a las 231 del año pasado

IU pide un "pacto por Huesca" para superar los efectos de la pandemia
IU pide un "pacto por Huesca" para superar los efectos de la pandemia
M.O.

HUESCA.- Los registros civiles de la provincia registraron 297 inscripciones de fallecimientos entre los meses de marzo y abril frente a las 231 de dichos meses en 2019, lo que supone un incremento del 28,6 por ciento.

Esta cifra, como han repetido insistentemente epidemiólogos y expertos en la materia desde que comenzó la pandemia, no supone que necesariamente todo ese aumento de muertes se pueda atribuir al coronavirus, ya que hay que analizar las causas de cada deceso y comparar las cifras no solo de los meses más duros de la epidemia, sino también, y con posterioridad, con los meses siguientes por el "adelanto" de mortalidad que puede causar la covid-19 en personas que tuvieran ya un estado de salud delicado.

La provincia cuenta con 5 registros civiles y este periódico ha tenido acceso a datos de 4 de ellos: Huesca, Barbastro, Fraga y Boltaña. La excepción es el registro de Jaca. En 3 de los registros de los que se conocen los datos -correspondientes únicamente al municipio en cuestión- ha habido incremento de muertes en marzo y abril.

La mayor subida porcentual para los meses de marzo y abril juntos se da en el de Huesca, con 193 fallecidos este año y 138 el pasado, un repunte del 39,8 por ciento.

En Barbastro se han pasado de 74 inscripciones de fallecimientos a 81, un 9,4 por ciento más, y el aumento en Fraga ha sido del 22,2 por ciento, de 18 a 22.

En Boltaña, por su parte, se ha registrado el mismo número que el año pasado (1).

EL MAYOR AUMENTO DE MUERTES, EN ABRIL, DEL 50 %

Por meses, el mayor aumento se ha dado en abril, coincidiendo con las cifras de Salud Pública. En los 4 registros citados se han notificado 150 decesos frente a los 100 de abril del año pasado, una subida del 50 por ciento.

Fraga tuvo la mayor subida en abril, de 3 a 12 defunciones, pero según indicó una fuente a este periódico se da la paradoja de que ninguna de las 12 muertes de este abril obedece al coronavirus.

En Huesca, el incremento porcentual para los meses de abril fue del 56,7 por ciento (de 60 a 94) y en Barbastro del 13,1 por ciento (de 36 a 43). En Boltaña hubo 1 fallecido tanto en abril del año pasado como en el de este año.

En cuanto a marzo, las inscripciones de fallecimientos en estos 4 registros subieron un 12,2 por ciento, de 131 a 147. En Huesca ciudad se elevaron un 26,9 por ciento (de 78 a 99), mientras que en el registro civil de Barbastro se mantuvieron, tanto en marzo de 2019 como en el de este año, en 38. En Fraga incluso bajaron en la comparativa interanual un 33,3 por ciento (de 15 del marzo pasado a 10 del actual) y en el registro de Boltaña no se registraron fallecidos en ninguno de estos dos meses.

En otro orden de cosas, las 4 localidades de las que se han conseguido datos del registro civil suman 86.160 habitantes (según el padrón definitivo a 1 de enero de 2019), lo que representa al 39,1 por ciento de la población total de la provincia.

Si extrapolamos este porcentaje a la cifra de inscripciones de fallecimientos esto supondría 591 muertos en toda la provincia para los meses de marzo y abril del año pasado (sin coronavirus) y de 760 para marzo y abril de este año (en plena pandemia), es decir, 169 decesos más que los ocurridos el año pasado.

Este aumento de mortalidad no quiere decir, como ya se ha señalado, que obedezca en su totalidad al coronavirus. Los datos disponibles no permiten distinguir entre poblaciones más afectadas (Biescas y Sabiñánigo, por ejemplo) y otras que no han tenido coronavirus o en las que el virus ha afectado a pocas personas.

Asismimo, cabe recordar nuevamente que los epidemiólogos y expertos en la materia analizan la mortalidad meses después de las pandemias para tener los datos más fiables posibles y estudiar también el citado adelanto de mortalidad que se da entre personas con una salud comprometidal

Etiquetas