Huesca

JUZGADOS

Denegada la libertad provisional al guardia civil que apuñaló a otro

La defensa ha apelado la decisión del Juzgado y la palabra final la tiene la Audiencia

Permanecen ingresados en San Jorge el guardia civil y su hija que fueron apuñalados en Huesca
Permanecen ingresados en San Jorge el guardia civil y su hija que fueron apuñalados en Huesca

HUESCA.- El Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha denegado la libertad provisonal y subsidiariamente, su internamiento en un centro psiquiátrico, al guardia civil de 49 años autor de una agresión con arma blanca a un compañero de 51 años y a su hija menor el pasado día 2 de este mes en la avenida de Martínez de Velasco, donde ambos se encontraban dando un paseo.

Así lo ha confirmado la abogada de la víctima, Carmen Cifuentes del despacho de Trebolle en Zaragoza. La defensa ha apelado esta decisión, cuya resolución final queda en manos de la Audiencia Provincial.

La defensa del agresor, a cargo de la abogada Arantxa Guarga, interpuso un recurso de reforma alegando los problemas psicológicos de su cliente, que ahora ha sido desestimada por el juez, por lo que se mantiene la situación de prisión provisional comunicada y sin fianza que acordó el pasado 5 de mayo. La abogada basó su recurso de reforma en que cuando sucedieron los hechos, su cliente se encontraba de baja psicológica y que padece un trastorno grave, por lo que debe estar en un centro psiquiátrico. Una situación además agravada por el confinamiento dentro del estado de alarma.

El proceso judicial continúa abierto y Cifuentes espera que se practiquen las pruebas próximamente. Está previsto que los plazos procesales se levanten a partir del próximo 4 de junio, dentro del proceso de desescalada por el coronavirus, si bien, al tratarse de un proceso con una persona en prisión, podrían realizarse con anterioridad.

La investigación, señala la letrada de la víctima, "está ahora sobre la mesa", con los testimonios de los testigos, que deben volcarse ante el Juzgado de Instrucción, además de las pruebas testificales. Están además pendientes el análisis del teléfono móvil y el material informático que se incautó en el domicilio del agresor.

El guardia civil agredido recibió este miércoles el alta hospitalaria y se ha trasladado a vivir al cuartel de Huesca, donde recibió un cálido recibimiento de sus compañeros. El detenido permanece en un módulo especial de la cárcel de Logroño para las fuerzas del estado.

Etiquetas