Huesca

UN AÑO DE MANDATO MUNICIPAL

María Rodrigo, portavoz del PSOE en Huesca: "Los proyectos de legislatura se mantienen"

La pandemia de coronavirus ha obligado a reorientar objetivos y modos de trabajo en el Ayuntamiento

María Rodrigo, portavoz del PSOE en Huesca: "Los proyectos de legislatura se mantienen"
María Rodrigo, portavoz del PSOE en Huesca: "Los proyectos de legislatura se mantienen"
P.S.

HUESCA.- El pasado 26 de mayo se cumplió un año de las elecciones locales que dieron la victoria en las urnas, sin alcanzar la mayoría absoluta, a la candidatura socialista de Luis Felipe. El alcalde revalidó tres semanas después la presidencia de la Corporación en aquella agitada mañana del voto en blanco en la elección del regidor. El gobierno local quedó en manos del PSOE en minoría, con el apoyo de Ciudadanos en asuntos fundamentales como los presupuestos o el reciente Plan Económico Financiero y el de Con Huesca, en el caso de las ordenanzas fiscales, y el citado plan. Vox, por su parte, facilitó con su abstención los presupuestos.

La pandemia ha supuesto un cambio radical de la realidad social y económica y ha exigido una reorientación de la gestión hacia un objetivo primordial: "Afrontar las consecuencias de la crisis tanto sanitaria como económica", tal y indicaba la portavoz del PSOE, María Rodrigo.

El trabajo en estos dos meses se ha centrado -señalaba- en el trabajo de servicios sociales en la tarea asistencial y el apoyo "a los pilares fundamentales de la economía de la ciudad, como las pequeñas empresas y el comercio para que el tejido productivo siga vivo en Huesca".

Del impacto de la crisis en la ciudad da cuenta un dato que recuerda la concejala: de las 50 ayudas de urgencia que los servicios sociales autorizaron en los dos primeros meses del año se ha pasado a unas 800 desde que se declaró el estado de alarma el pasado 15 de marzo.

En los próximos meses -subraya- habrá que seguir adoptando medidas en estos dos ejes de gestión, con una situación además de reducción de ingresos por el parón de la actividad económica y la consecuente crisis económica. Cabe recordar que la previsión inicial planteada por el gobierno local apunta a una caída en un 30 % de los ingresos por impuestos y tasas.

En esta nueva situación, no obstante, "los proyectos de legislatura se mantienen", señala María Rodrigo, quien indica que ni la crisis sanitaria ni el plan económico financiero al que debe someterse el Ayuntamiento (y que fue aprobado en el pleno del pasado jueves) van a suponer merma en el presupuesto para inversiones de este año.

La regidora explica que este planteamiento obedece a dos razones. La primera, que la partida de inversiones no puede -por normativa- modificarse para retirar inversiones y destinar presupuestos a otros fines, como gasto corriente y o transferencias a otras instituciones. Hay que señalar que el presupuesto de inversiones viene condicionado por las transferencias de otras administraciones (es el caso de la compra de los terrenos para ampliar el acuartelamiento Sancho Ramírez) o el crédito bancario anual que contrata el Consistorio para financiar estas obras.

La segunda razón estriba en que el convencimiento del gobierno local de que las inversiones en obra pública han de servir para dinamizar la economía local. "Estamos en contacto permanente con la Federación de la Construcción y sabemos que es muy importante que el nivel de inversión no disminuya en exceso", apuntaba la concejala. Recuerda María Rodrigo el caso del ARRU, el programa para financiar proyectos de rehabiltación de vivienda en la zona histórica de la ciudad. La pandemia -señalaba la edil- ha paralizado el proceso de cara a publicación de las bases para solicitar las ayudas, que se va a retomar próximamente. Será además un plan fundamental para "consolidar el centro de la ciudad. Es otro de los que llama "proyectos vertebradores" entre los que cita la reapertura del cuartel Sancho Ramírez. "Defensa ha seguido realizando trabajos para adecuarlo", apunta y mantiene sus planes para el traslado del Cuartel General de la División Castillejos.

Menciona también entre los asuntos en los que se mantiene gestiones la recuperación para la ciudad del Seminario, con próximas catas arqueológicas como tarea previa para concretar el proyecto de recuperación, en un proceso al que hay que añadir "el trabajo con la Universidad para la recuperación de parte del edificio". Hay que recordar que el Consistorio aprobó un Plan Especial para el inmueble y que la Corporación docente renunciará a parte del mismo, que pasará de nuevo a la ciudad.

Otros proyectos de "transformación de la ciudad" que cita la corporativa socialista y que siguen en marcha son las reurbanizaciones del paseo de Ramón y Cajal y del último tramo del Coso Bajo hasta la plaza de Santo Domingo: "Van a buen ritmo sin más incidencias que el parón obligado debido al estado de alarma", indicaba María Rodrigo.

Este es el escenario hasta final de año en materia de inversión. Para el siguiente ejercicio, la situación del gobierno local en minoría supondrá la necesidad de "diálogo y consenso" para el próximo presupuesto.

"Obviamente, la pandemia ha condicionado la situación de los últimos meses y ha habido que replantear ciertas cuestiones", señala la portavoz socialista, en un proceso de revisión de objetivos. "En el proceso hacia la nueva normalidad habrá cuestiones que afrontar y decisiones que adoptar", indicaba.

María Rodrigo dedicaba parte de su análisis de los últimos dos meses y medio a los efectos derivados de la crisis sanitaria en la propia administración municipal y extrae alguna conclusión positiva: "Nos ha servido para demostrarnos que estamos preparados en administración electrónica y que podemos continuar trabajando en una circunstancia complicada", apuntaba. "En estas semanas, en el Ayuntamiento no se ha dejado de trabajar, y hemos continuado con proyectos y trabajo a nivel interno en contratación", señalaba en su conversación con este Diario.

Etiquetas