Huesca

DESESCALADA

El número de fallecidos durante la pandemia se incrementó un 5,9 %

Del 9 de marzo al 24 de mayo murieron 552 altoaragoneses, 31 más que en años previos pese a las 100 muertes de covid

El número de fallecidos durante la pandemia se incrementó un 5,9 %
El número de fallecidos durante la pandemia se incrementó un 5,9 %
P.S.

HUESCA.- La cifra de muertes en la provincia desde que comenzó la pandemia de coronavirus se ha incrementado un 5,9 por ciento respecto a la media de los cuatro años anteriores, según las estimaciones publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

Sin distinguir por causas de las defunciones, el INE cifra en 552 los altoaragoneses fallecidos desde la undécima semana del año (del 9 al 15 de marzo; la OMS decretó la pandemia el 11 de ese mes) hasta la número 21 (del 18 al 24 de mayo).

En esas mismas semanas de los cuatro años anteriores, la media de muertes fue de 521. Es decir, en estos dos meses y medio de pandemia han muerto 31 personas más que en el promedio de los años 2016 a 2019 aunque el recuento de víctimas del coronavirus en la provincia ronda el centenar.

Este aumento menor de lo previsto choca sin embargo con repuntes muy fuertes de la mortalidad en semanas concretas, sobre todo las tres que van del 23 de marzo al 12 de abril. La estimación del INE para esas tres semanas es de 204 muertos en la provincia y la media de los cuatro años anteriores en ese mismo periodo fue de 145, un aumento del 40,7 por ciento.

La semana con más mortalidad desde que la OMS decretara la pandemia fue la número 14 del año, correspondiente al 30 de marzo al 5 de abril. En esos siete días murieron en el Alto Aragón 84 personas, casi el doble de las 48,5 que, de media, fallecieron en los cuatro años anteriores.

Tanto en la semana número 13 (del 23 al 29 de marzo) como en la número 15 (6 a 12 de abril) se registraron 60 muertos cuando la media de los cuatro años anteriores había sido de 50 y 46, respectivamente.

LAS MUERTES SUBEN SEIS SEMANAS Y BAJAN OTRAS CINCO

También resulta llamativo que de las once semanas analizadas por el INE desde que comenzó la pandemia, el número de muertos haya sido superior a la media de años anteriores solo en seis semanas pese a que el coronavirus se ha cobrado la vida de un centenar de altoaragoneses.

Además de en las tres semanas que fueron el pico de la pandemia, el incremento de mortalidad se concentra en las tres semanas siguientes, del 13 de abril al 3 de mayo.

En las otras cinco semanas de pandemia, las cifras de defunciones de este año son inferiores a las de la media de los cuatro años anteriores. Así ocurre tanto en las dos semanas previas al pico pandémico (del 9 al 22 de marzo) como en las tres últimas semanas con datos (del 4 al 24 de mayo).

Las diferencias son escasas en las dos semanas posteriores a que la OMS considerara como pandemia la covid-19: 48 fallecimientos la primera semana frente a los 50 de media de los cuatro años anteriores y 44 y 46,5 para la segunda semana.

Pero las diferencias se agrandan, y cada vez más, en las tres últimas semanas. Así, de los 7 fallecidos de diferencia de la semana número 19 del año (41 en 2020 y 48 en los cuatro años anteriores) se pasa a los 12 de la semana 20 (37 este año y 49 en los previos) y a los 19 de la semana 21 (31 el año en curso y 50 de media en el periodo 2016-2019).

Todos estos datos hay que enmarcarlos en el esfuerzo del sistema sanitario para combatir el coronavirus. Ejemplo de ello es que prácticamente se triplicaron las camas uci con respirador en la provincia para atender los casos más graves de covid y que los hospitales no se saturaran, lo que hubiera supuesto más fallecimientos por coronavirus.

LAS MUERTES CAEN UN 0,8 % DESDE EL COMIENZO DEL AÑO

Si se contabiliza todo lo que llevamos de año, el número de defunciones en la provincia no ha subido, sino que ha bajado ligeramente. Las 1.074 defunciones notificadas por el INE hasta el 24 de mayo representan un 0,8 por ciento menos que las 1.083 que había cada año de media.

Eso sí, este dato hay que relacionarlo con la importante caída del 7,5 por ciento que se había registrado en las semanas previas a la pandemia. Hasta el 8 de marzo 520 altoaragoneses expiraron frente a los 562 de media de los cuatro años anteriores.

Etiquetas