Huesca

DEFENSA

Ciento cincuenta militares comienzan a trabajar en el cuartel 'Sancho Ramírez' de Huesca

En el segundo semestre del año llegará la segunda fase para completar el batallón de trasmisiones

Ciento cincuenta militares comienzan a trabajar en el cuartel 'Sancho Ramírez' de Huesca
Ciento cincuenta militares comienzan a trabajar en el cuartel 'Sancho Ramírez' de Huesca
S.E.

HUESCA.- Ciento cincuenta militares han comenzado a trabajar desde este lunes en el acuartelamiento Sancho Ramírez de la capital altoaragonesa, que pasa a acoger uno de los dos Cuarteles Generales de División existentes en España, el cuartel general de la División Castillejos, que en la actualidad se ubica en Madrid.

Así se ha confirmado desde la División Castillejos que han apuntado que "hoy (por este lunes) se han presentado los militares que faltaban de la fase 1 del traslado con el general de la división al frente". De esta forma, se ha cumplido el primer plazo de traslado de la División Castillejos al acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, previsto por el Ministerio de Defensa. Con la llegada de estos 150 militares ha concluído la primera fase del traslado, mientras que la segunda fase se llevará a cabo durante el segundo semestre del año, momento en el que en el cuartel Sancho Ramírez habrá 700 militares.

En este momento está al completo el cuartel general de la división, el batallón del cuartel general, la unidad de servicios y el centro de comunicaciones y en la segunda fase, que acabará a finales de año, quedará completado todo el batallón de trasmisiones, que apoya al cuartel general de la división.

El general jefe de la División Castillejos, Fernando García González-Valerio, que ya se encuentra en Huesca, explicaba días atrás en un medio de comunicación que han estado a lo largo de los últimos dos años haciendo reconocimiento continuo en el cuartel oscense. Asimismo, García González Valero ha asegurado que la misión de la División en Huesca diferirá poco o nada de la llevada a cabo en Madrid, aunque el objetivo es potenciarla y aumentar sus cometidos.

Por último, el general ha resaltado el seguimiento estricto de las medidas de seguridad frente al COVID-19, con el objetivo de preservarlas capacidades militares. Para acoger uno de los dos cuarteles generales de División existentes en España, el Sancho Ramírez ha tenido que ser sometido a una gran adaptación.

Etiquetas