Huesca

UNIVERSIDAD

Las tasas universitarias se abaratarán hasta un 9 %

DGA y UZ firman un acuerdo para paliar los efectos económicos de la covid

Las tasas universitarias se abaratarán hasta un 9 %
Las tasas universitarias se abaratarán hasta un 9 %
U.Z.

HUESCA.- Las tasas universitarias se reducirán hasta un 9 por ciento en las titulaciones de Grado de mayor experimentalidad y no se incrementará el precio de la matrícula de las asignaturas suspendidas este curso. La DGA y la Universidad de Zaragoza han acordado retrotraer los precios a niveles del curso 2011/2012 y hacer frente a la situación excepcional generada por la covid-19, tal y como adelantaron ayer la consejera de Universidad, Maru Díaz, y el rector en funciones de la UZ, José Antonio Mayoral.

Las segundas matrículas de las titulaciones de Grado también se verán reducidas hasta en un 6,5 por ciento en aquellos títulos de mayor experimentalidad, explicó la Universidad.

El acuerdo entre la UZ y la DGA se concretará en un próximo decreto de precios públicos para reducir las tasas en primeras matrículas y retrotraer los precios a niveles de 2011-2012, tal y como propuso el Ministerio de Universidades en la última Conferencia General de Política Universitaria, y seguir avanzando así hacia la universalidad de la educación superior.

Pero Aragón irá más allá y rebajará también las segundas matrículas, agregó la UZ. Ambas reducciones suponen una inversión de unos 1,1 millones, que beneficiará directamente a los 26.459 estudiantes de grado.

Además, y atendiendo a la situación excepcional por el coronavirus -con dificultades sobrevenidas para el estudiantado y disminución de ingresos familiares en muchos casos- se va a aplicar una medida extraordinaria para el curso 2020-2021. No se incrementará el coste de la matrícula de asignaturas suspendidas. Así, se les aplicará el importe correspondiente al número de matrícula del curso 2019-2020, eso sí, con el precio del nuevo curso. Esto es, no corre convocatoria y no deberá pagar como segunda matrícula, sino como primera. El coste de esta medida es de unos 3,1 millones.

Gracias a esto, cada estudiante se ahorrará de media 173,17 euros, un ahorro superior al 13 %. Para evitar que la UZ tenga problemas de financiación, la inversión que suponen estas medidas se compensará mediante la financiación pública.

Asimismo, al fijar los precios públicos se ha tenido en cuenta el impacto social causado por la pandemia, con disminución de ingresos para muchas familias.

Por eso, se ha acordado la exención total del pago de precios públicos para aquellos perceptores del Ingreso Mínimo entre junio y diciembre, y que no hayan podido beneficiarse de las becas del Ministerio por superar los umbrales de renta y patrimonio.

También se reforzará el sistema de becas, añadiendo un programa específico para ayudar a los más afectados por la crisis y evitar así que haya una generación que no pueda empezar sus estudios por culpa de esta situación. Para ello, se formalizará en breve un convenio entre DGA y UZ que recogerá las condiciones y requisitos para las nuevas ayudas. Esta nueva línea amplía la política actual de becas y estará dotada con alrededor de 900.000 euros.

El precio público depende del grado de experimentalidad de la titulación. El coste medio de cada crédito es de 18,80 euros y tras la aminoración será de 18,03. En los grados de mayor precio (Bellas Artes, Biotecnología, Fisioterapia, Enfermería o Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) se pasará de 23,39 euros a 21,30 en primera matrícula, y de 37,45 a 35 en segunda.

El decreto "confirma el esfuerzo económico y el compromiso por parte de la DGA y la UZ para garantizar el acceso universal a la enseñanza universitaria y superar las dificultades generadas por la pandemia, de modo que éstas no supongan un sobrecoste o una barrera para el estudiantado", señaló la consejera Maru Díaz. Por su parte, el rector en funciones, José Antonio Mayoral, indicó: "Esta política es sensible al momento social. Lo público debe estar a la altura de las circunstancias porque será desde lo público desde donde recuperemos la confianza y garanticemos la equidad e igualdad de oportunidades que nos ayude a recuperarnos social y económicamente de la crisis que vivimos. No obstante, para que esto pueda hacerse, una institución como la UZ debe mantener y mejorar su nivel de excelencia y, por tanto, tener garantizada la financiación suficiente así como la compensación de los recursos que deja de percibir".

Etiquetas