Huesca

CORONAVIRUS

Las comarcas de Bajo Cinca y Los Monegros regresan a la fase 2, con cierre de bares a las 12 de la noche y otras restricciones

Las comarcas de Bajo Cinca y Los Monegros regresan a la fase 2, con cierre de bares a las 12 de la noche y otras restricciones
Las comarcas de Bajo Cinca y Los Monegros regresan a la fase 2, con cierre de bares a las 12 de la noche y otras restricciones

HUESCA.- Las comarcas oscenses de Bajo Cinca y Monegros pasarán este viernes a una Fase 2 tal cual la definió el Ministerio de Sanidad, sin ningún tipo de licencia, y lo mismo sucederá con las zaragozanas de Bajo Aragón-Caspe y Comarca Central.

En estos territorios no habrá franjas horarias pero queda restringido el ocio nocturno y se establece un cierre obligatorio para la hostelería a las 12 de la noche.

Además, se ordena el cierre de las peñas, se prohíbe el botellón y se limitan a 10 el número de personas en las reuniones públicas o privadas al tiempo que se recomienda restringir la movilidad. También se restringen los aforos en gimnasios, ocio, cines, cultura en torno a un 40 % y en hostelería, en un 50 %

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha anunciado este jueves todas estas restricciones acompañada por el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, y el gerente del Salud, Javier Marión, junto a quienes ha detallado que seguirán en Fase 2 flexibilizada las comarcas altoaragonesas de La Litera y Cinca Medio, además de Barbastro ciudad y Huesca capital, en las que residen alrededor de 112.000 aragoneses. El resto de la Comunidad Autónoma mantiene lo establecido en la nueva normalidad.

La titular de Sanidad ha manifestado que el repunte de contagios en Aragón ha provocado que la DGA endurezca las medidas de control sobre la población al haberse registrado entre el lunes y el jueves de esta semana en la Comunidad un total de 959 casos positivos. "La cifra se duplica si se cuentan los positivos diagnosticados desde el viernes 17 de julio, alcanzando los 1.852 casos, 1.386 de ellos en la provincia de Zaragoza", advirtió la consejera, que apuntó que mientras este miércoles Salud Pública notificó 325 casos, este jueves esta cantidad alcanzó los 422.

Sira Repollés ha asegurado que la mayoría de los casos detectados son asintomáticos, si bien es cierto que se está registrando "un incremento leve pero sostenido del número de pacientes con covid hospitalizados, así como de los ingresados en UCI".

La consejera ha indicado que Aragón dispone todavía "de margen de maniobra" en cuanto a asistencia sanitaria, pero la situación obliga a tomar medidas de contención. "En el momento actual, la situación epidemiológica y el volumen de casos que estamos detectando nos obligan a recrudecer o modificar medidas", ha manifestado Sira Repollés, que ha añadido que Sanidad está aumentando su capacidad de rastreo hasta volúmenes "muy importantes".

"En este momento somos capaces de detectar por cada caso más de seis contactos, lo que nos obliga a reforzar la figura de los rastreadores con personal de enfermería y trabajadores sociales y nos estamos planteando otros perfiles profesionales", ha dicho.

Respecto a los casos detectados ha recalcado que son "muy leves o asintomáticos. De hecho en ocasiones oscilamos entre un 40 y un 70 % de diagnósticos sin síntomas", ha apuntado.

Además, la consejera de Sanidad ha manifestado que Aragón está incrementando su capacidad de realizar pruebas PCR, para lo que tiene arbitrado un nuevo laboratorio del CIBA (Centro de Investigación Biomédica de Aragón), con capacidad de realizar para realizar 1.100 pruebas más.

En la actualidad, en la Comunidad se llevan a cabo entre 2.700 y 3.000 PCR diarias, "cifras infinitamente superiores a las que de las primeras semanas de marzo", ha apuntado la consejera. Por su parte, Francisco Javier Falo ha manifestado que salvo el área de Calatayud y la provincia de Teruel, en el resto del territorio se detecta una transmisión, en algunos casos esporádica y en otros comunitaria sostenida.

EL PERFIL

El "perfil predominante" entre los contagiados, ha explicado, son las edades de 15 a 64 años, y empieza a crecer en más de 65 años, que actualmente representan el 10 %, mientras que los asintomáticos son entre el 40 y 60 % de los casos. Con toda esta situación que es "oscura y preocupante", ha señalado, "aún seguimos manteniendo algunos indicadores que dan idea de la capacidad de respuesta que tenemos todavía como sistema sanitario. Uno de ellos, comentó, es que en el 62,5 % de los casos se puede trazar el origen del contacto, la persona que le ha contagiado, lo que permite reducir los contagios.

Francisco Javier Falo también ha detallado que en la actualidad hay 56 brotes activos, 23 de ellos en centros residenciales aunque solo en 8 afecta a usuarios, 24 en el laboral y el resto en otras agrupaciones. Conforme avanza la transmisión se incrementan las agrupaciones en el ámbito laboral, indicó, "si bien, al igual que en el sanitario, son pequeñas agrupaciones".

Respecto a los aspectos asistenciales, Javier Marión ha destacado el papel de la Atención Primaria, donde se están realizando la mayor parte de las pruebas PCR y se ha reforzado el equipo de rastreos de casos con la contratación de 42 trabajadores sociales. También ha reconocido que varios centros de salud, sobre todo en la ciudad de Zaragoza, están sufriendo "una importante presión".

Y finalmente ha querido transmitir a la población que los centros de salud siguen manteniendo el esquema de atención telefónica, de manera que cada solicitud implica una llamada de los profesionales al paciente para determinar la atención que requiere.

Etiquetas