Huesca

SAN LORENZO 2020

Almuerzos "sin prisa" y como plan, "lo que surja"

#GALERÍADEFOTOS

Almuerzos "sin prisa" y como plan, "lo que surja"
Almuerzos "sin prisa" y como plan, "lo que surja"
P.S.

HUESCA.- "Sin ninguna prisa". "Estamos trabajando como un día normal". Clientes y propietarios, respectivamente, se referían a así a la mañana de este día 9 tan extraño. Sin chupinazo al que ir después del tradicional almuerzo, las y los oscenses que han mantenido la tradición de desayunar en algunos de los establecimientos de la ciudad, ocupaban las terrazas desde las 10 de la mañana.

Propietarios de locales de la zona centro explicaban que las personas estaban acudiendo algo más tarde de lo que tradicionalmente sucede una mañana de San Lorenzo normal, signifique lo que signifique el término a estas alturas de pandemia.

CLICA AQUÍ PARA VER LA GALERÍA DE FOTOS

Rebeca, Marina y Alexandra estaban esperando sus almuerzos en uno de los establecimientos de la Plaza Jaime el Conquistador. Siendo las 10.30 de la mañana, aseguraban que habían llegado sobre la misma que hora que de costumbre, "o incluso un poco antes", afirma Alexandra. "Tomaremos el almuerzo tranquilamente e iremos a comer las tres juntas a casa", explicaba Rebeca. Sobre el ambiente a esa hora, no hay comparación posible. "Respecto a otros años, esto está vacío", advierte Alexandra, aunque Marina apuntaba que se lo esperaba menos lleno de lo que estaba a esa hora de la mañana.

Terrazas a medio gas, mesas vacías y sin turnos para el almuerzo. Como en el bar Rugaca, donde David, responsable del establecimiento, "piensa que tenemos la mitad de mesas que otros años, estamos trabajando como un poco más que los último días. Al final, igual que la gente viene a tomarse un pincho de tortilla, pues hoy ponemos un almuerzo de San Lorenzo".

La ausencia de actividades en la jornada, trae calma a una clientela que va llenando las mesas según llega, sin turno en el servicio, "sí tenemos un par de mesas reservadas pero todo con mucha tranquilidad", continuaba David, que preveía que a la hora del vermut y las comidas hubiera más afluencia de gente.

Julio junto a sus amigos ha mantenido la costumbre de todos los años de almorzar en Doña Taberna. "Somos todos amigos y venimos todos los años, lo que pasa que este año hemos venido menos, pero estamos los de siempre". El día, sin ningún otro plan que después de almorzar para casa.

"Hemos venido a almorzar y ya", explicaba Silvia, quien estaba acompañada por su familia. "Como es tradición, pero después iremos a ver que hay por Huesca en la calle y para casa", apuntaba Alberto, desde el otro lado de la mesa su padre, Alberto. "Yo no soy de Huesca y desde que conozco a mi mujer he almorzado el día 9 y este año no nos hemos resistido", explica Joaquín desde la terraza del Ágora.

"Yo no tengo reservas para las comidas, pero seguro que vendrá gente", explicaba el propietario del Bar Candanchú, David, establecimiento que tenía las mesas tanto del interior como del exterior ocupadas. "Muy tranquilos, aunque es más que un día normal", explica.

En la terraza del Central, un grupo de seis amigos, justo empieza a recibir el típico plato de huevos fritos con longaniza entorno a las 11, cuando otros años suelen empezar a almorzar "a eso de las 8.30 o 9". El plan del día se resume en "lo que surja, imagino que estaremos aquí bastante rato porque luego realmente no se puede hacer nada". Después de hoy, probablemente, "salgamos fuera, solo nos vamos a quedar hoy".

Etiquetas