Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Preocupación médica por el aumento de casos en Huesca debido a la pandemia

Septiembre supone un incremento sostenido respecto a agosto y facultativos advierten de que puede aumentar

Preocupación médica por el aumento de casos en Huesca debido a la pandemia
Preocupación médica por el aumento de casos en Huesca debido a la pandemia
P.S.

HUESCA.- Datos y observación en el trabajo diario de los profesionales de la sanidad llevan a médicos consultados por este diario a advertir de una preocupante situación de la pandemia en la capital oscense. Lejos de controlarse los contagios, en septiembre el número de covid positivo comunicados ha ido aumentado de forma sostenida y al margen de brotes concretos, que también los ha habido. La carga asistencial en los centros de salud y el trabajo de los rastreadores, llevan a concluir que la transmisión comunitaria no solo se mantiene sino que aumenta.

En este contexto, octubre puede ser un mes ya crítico. A mediados de mes podrán valorarse numéricamente los efectos que haya podido tener el comienzo del curso escolar y el regreso al trabajo tras las vacaciones. Y además, dependiendo del tiempo, Atención Primaria tendrá que hacer frente a los procesos víricos habituales en las épocas de frío y a las infecciones bacterianas que afectan al aparato respiratorio.

En el Hospital San Jorge, el número de pacientes hospitalizados no disminuye. Al contrario, son ya nueve las personas en UCI. Y neumonías de origen bacteriano o complicaciones por procesos víricos, habituales cada año, pueden aumentar las necesidades de hospitalización.

"Se confirma que Huesca no va bien", señalaba refiriéndose a los datos de la última semana Ramón Boira, médico del Centro de Salud Santo Grial. "En estos momentos, en Huesca hay un foco de transmisión comunitaria importante señalaba". "Hay bastante preocupación", certificaba Manuel Muñoz, de la organización profesional CESM. "La situación no es extremadamente complicada", advertía Muñoz a este periódico. "No es marzo, pero no bajamos el número de contagios ni de ingresos en la UCI". Recordaba que Aragón vivió ya en julio una situación de incremento de casos que a otras comunidades llegó más tarde, pero advertí de que en Huesca puede suceder también un nuevo pico de pandemia como está ocurriendo en Madrid y provincias limítrofes. Recordaba Manuel Muñoz la experiencia de marzo, cuando a Huesca llegó la extensión de los contagios más tarde.

Los datos están disponibles en el portal de Transparencia del Gobierno de Aragón. La suma de casos por semanas ofrece una mejor perspectiva de la situación de la capital oscense. En semanas contadas de sábado a viernes, las tres últimas arrojan 151, 115 y 134 datos respectivamente. En esta tercera, correspondiente al periodo entre el 5 y el 11 de septiembre, está incluido el foco que afecto a la residencia de las hermanas de San Ana. Las tres semanas anteriores, distribuidas entre el 14 de agosto y el 4 de septiembre, presentaron menos casos: 95, 99 y 81 respectivamente, de la más cercana a la más alejada.

Las zonas de salud de Huesca están situadas en las últimas jornadas entre las que más casos reportan de Aragón.

Ramón Boira indicaba que en la segunda quincena de agosto se notaron los efectos de las denominadas como "no fiestas" de San Lorenzo, con algunos brotes.

La situación en septiembre, lejos de mejorar, va empeorando, de manera que advertía de una "transmisión comunitaria incontrolada".

No solo son los datos de test positivos comunicados, también la percepción de los propios médicos y la carga de trabajo en Atención Primaria. Boira advertía de que aumenta, con más trabajo de rastreo y más test. "En el Santo Grial, con un cupo por médico de 1.600 personas aproximadamente, estamos viendo días con 4 ó 5 casos con sus contactos, cuando hace unas semanas eran uno o dos".

Además, comienza a acumularse retraso en la realización de las pruebas. Si hasta hace algunas semanas se comunicaban los datos en 24 horas, el periodo comienza a dilatarse, de modo que la Junta de Personal de sanidad va a plantear que se habilite el domingo para realizar test. Por el momento, únicamente es hábil el sábado para este trabajo, que se centraliza en esta jornada en la carpa el Hospital Provincial.

Refiriéndose a los datos, Manuel Muñoz señalaba: "Estamos con los últimos coletazos del verano, y el 15 de octubre puede ser una fecha clave". En esas fechas habrá una mejor capacidad de análisis del efecto del comienzo del curso en la pandemia.

Para entonces, decía, se comprobará la transmisión por la vuelta al colegio y a los centros de trabajo. En el primer caso, por más que los niños sean por lo general asintomáticos, si vías de contagio para profesores y familiares, subrayaba Manuel Muñoz.

Para el Hospital, la situación es también complicada porque se acerca la época de los contagios del otoño y el invierno. En Urgencias, advertía, se producirán problemas porque el servicio se convertirá en un "embudo" de complicada gestión.

Etiquetas