Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los feriantes de Huesca buscan soluciones para volver a trabajar casi un año después

"Estamos luchando para que Sanidad nos acepte un protocolo sanitario", explican desde el sector

Los feriantes de Huesca buscan soluciones para volver a trabajar casi un año después
Los feriantes de Huesca buscan soluciones para volver a trabajar casi un año después
P.S.

HUESCA.- En fábricas, en talleres mecánicos, recogiendo fruta o como chóferes. Así se han reinventado los feriantes tras estar un año sin trabajar y, por consiguiente, sin tener ingresos. Uno de ellos es Iván Sada, perteneciente a la empresa Atracciones Sada, quien indica que "tras casi un año inactivos, estamos esperando a que el Gobierno de Aragón saque algún tipo de ayudas para nuestro sector, aunque más que ayudas lo que queremos es un plan sanitario para poder reactivar el negocio".

Y es que, tras la declaración del Estado de Alarma el pasado mes de marzo, quedaron prohibidas las ferias en todo el territorio, sin embargo, actualmente "estamos viendo como las diferentes empresas están volviendo a su actividad habitual, pero a nosotros no nos dejan", denuncia Sada, quien argumenta que su actividad se desarrolla al aire libre, al igual que las terrazas y veladores.

"Desde la Asociación estamos luchando por que el Gobierno autonómico acepte un protocolo sanitario para que nos dejen volver a trabajar, que es lo único que queremos", explican desde la empresa, quienes resaltan que el protocolo presentado ha sido aceptado previamente en Cataluña por su departamento de Sanidad. "Cuando les presentamos el plan les sugerimos qué puntos deberíamos añadir para que fuese aceptado, ya que no somos ni epidemiólogos ni sanitarios", expresa Sada, quien resalta que no han obtenido ninguna respuesta todavía, aunque están a la espera de una posible reunión en las Cortes tras el puente de diciembre.

En lo que respecta a las fiestas navideñas, Iván asume que las posibilidades de trabajar son nulas, "la esperanza es lo último que se pierde, pero hay que ser realistas". "Es inviable que podamos trabajar, todavía no hay un protocolo sanitario, y si nos lo aceptan, habrá que sacar un concurso público con un pliego de condiciones, por lo que lleva unos trámites que no podríamos realizar porque se echa el tiempo encima", indica Sada.

Por ello, los trabajadores de las empresas dedicadas a las ferias se han visto obligados a "buscarse la vida", explica Sada, "la gente se piensa que porque no nos manifestamos nos va bien y tenemos ahorros, pero no es así", concluye Iván.

Etiquetas