Huesca

SOMONTANO - CORONAVIRUS

La octogenaria Lidia Navarro, primera altoaragonesa en recibir la vacuna de la covid

La octogenaria Lidia Navarro, primera altoaragonesa en recibir la vacuna de la covid
La octogenaria Lidia Navarro, primera altoaragonesa en recibir la vacuna de la covid
Á. C.

BARBASTRO. Lidia Navarro, de 84 años, natural de Lanaja, ha sido la primera altoaragonesa que se ha vacunado contra la Covid-19 en la Residencia Somontano, una de las tres seleccionadas en Aragón con Residencia Romareda (Zaragoza) y Asilo san José (Teruel). En el centro privado local se administraron vacunas a los 34 residentes y 10 trabajadores según informó la gerente Mamen Pueyo.

Tranquila, pero emocionada por el momento, Lidia ha afirmado a los presentes: "No os podéis imaginar las ganas que tengo de que todo vuelva a la normalidad", unas palabras y una actitud positiva y vital -tras recibir la vacuna- que han sido celebradas con aplausos por los trabajadores de este pequeño centro oscense que ha vivido con emoción ser uno de los elegidos para recibir en primera instancia la inmunización frente al Covid.

A partir del martes próximo seguirá el proceso de vacunación en las residencias Joaquín Costa (Atades Barbastro) y de Benabarre; el miércoles, las zonas de Tamarite y Altorricón, hasta las últimas con "brotes activos".

La vacunación ha comenzado a las 17:00 en la Residencia Somontano y tras Lidia Navarro el siguiente en ser vacunado ha sido José Bruballa, de 86 años. Este residente no ha dudado en ofrecerse a ser uno de los primeros en recibir la vacuna: "Es necesario ponerse la vacuna", ha afirmado.

Junto a ellos ha recibido también la vacuna Mari Carmen Cortes, enfermera de la residencia.

La evolución de las vacunaciones se verá cada semana según ha explicado Ana Monclús, directora de enfermería del sector de Barbastro. En las ciudades, se intentará que las vacunas se administre en los Centros de Salud.

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

Itziar Ortega, directora provincial del Departamento de Sanidad en Huesca, ha manifestado que "es un día muy importante de agradecimiento compartido con instituciones y tanta gente involucrada con mención especial a la comunidad científica. Sin ellos no se hubiera conseguido este logro histórico porque se ha conseguido una vacuna en menos de un año, en abril era impensable pero ha llegado más pronto de lo previsto". En la misma línea ha señalado que "se ha abierto una puerta de esperanza después de diez meses".

Al mismo tiempo, ha reiterado "una llamada a la ciudadanía para que no haya excesos de confianza porque esto se superará, seguro, pero quedan muchos meses de prudencia y cautela porque esto no ha terminado. Las medidas de seguridad siguen vigentes y han sido eficaces, en uso de mascarillas, distancias, limitaciones de movilidad, contactos sociales, higiene y ventilación entre otras cosas hasta que se consiga terminar con la pandemia".

Ortega también ha hecho una llamada social, "que la gente se vacune, tenemos necesidad de esa conciencia porque las vacunas son seguras, eficaces, ha llegado la primera remesa y vendrán más porque la comunidad científica sigue en la línea de trabajo y de control de efectos. Esto no para".

Las vacunas han llegado al Centro de Salud a las 15:30 horas, custodiadas por la Guardia Civil, y una vez atemperadas se administraron entre el personal de la Residencia Somontano a partir de las 17 horas.

En las declaraciones facilitadas en las puertas de Somontano -desde el Gobierno de Aragón solo se ha permitido el acceso al interior de Aragón TV- las opiniones fueron en similares términos. Ana Monclús, directora de enfermería del sector de Barbastro, se ha referido a la jornada como "un día importante cargado de ilusión, emociones y de esperanza. Los sanitarios estamos contentos y nerviosos, a la vez, por lo que conlleva porque sea el principio del final. El proceso de vacunación ha sido normal".

En cuanto a la elección de la Residencia Somontano, ha explicado "es una de las que no han tenido brotes en los últimos meses, su labor ha sido impecable y aparte el Servicio de Ciudadanía del Gobierno de Aragón ha optado por una pública, otra privada y un asilo. Aquí se lo merecían por los resultados de la gestión". Al mismo tiempo ha indicado que "esto es un trabajo de fondo hasta que se consiga la inmunidad y eso lleva tiempo. Las residencias, trabajadores y sanitarios son el personal más vulnerable".

Eloy Torre, director provincial de IASS, ha señalado que "el sector de personas mayores es el que peor lo ha pasado pero han dado un ejemplo de saber estar y quienes mejor han llevado las pautas en las Residencias a pesar de que lo han pasado fatal y han estado aislados. Todas ha han hecho un esfuerzo tremendo, inimaginable, haya entrado el virus o no. Se han multiplicado por 33 y se merecían ser los primeros en beneficiarse de las vacunas porque es el sector más vulnerable".

TRANQUILIDAD E ILUSIÓN EN LOS RESIDENTES

Mamen Pueyo, gerente de Residencia Somontano, ha señalado que "es el inicio de un gran avance, estamos ilusionados y agradecidos porque haya contado con notros porque somos un centro pequeño. Estamos esperanzados porque vemos las cosas desde otro punto de vista, confiamos en la vacuna para que los residentes recuperen la normalidad porque se lo merecen. Han sido diez meses muy duros, con momentos de tensión y cierto miedo por nuestros residentes".

Por último, ha informado de que "ha salido todo bien y lo agradecemos a quienes nos han comprendido, desde las familias hasta el personal con una implicación tremenda. Los residentes se han adaptado de forma encomiable y hoy han estado muy tranquilos y lo han vivido con normalidad e ilusión Todos han querido vacunarse"..

Etiquetas