Huesca

VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS

Un problema logístico de Pfizer obliga a la DGA a replanificar la vacunación

Un problema logístico de Pfizer obliga a la DGA a replanificar la vacunación
Un problema logístico de Pfizer obliga a la DGA a replanificar la vacunación
S.E.

HUESCA.- El "problema logístico menor" que hizo este lunes que ocho países de la Unión Europea experimentaran retrasos en la recepción de los primeros lotes de dosis de Pfizer-BioNtechha obligado al Gobierno de Aragón a la "replanificación" de las siguientes jornadas de vacunación. La incidencia en cuestión fue resuelta este lunes por la mañana, según indicó la farmacéutica, que además descartó cualquier problema de fabricación del fármaco. Así, está previsto que a Aragón llegue este martes una nueva entrega de vacunas, compuesta por 12.000 dosis.

Como este martes se había programado inmunizar a 29 centros residenciales de toda la Comunidad y no llegó la entrega de Pfizer, debido a este retraso, el calendario de vacunación ha sido sometido a dicha modificación de cara a los próximos días, tal y como informó este lunes la DGA.

La nueva planificación, explicaron dichas fuentes, se decidirá en función de la hora de llegada este martes de la siguiente remesa a Aragón y de las dosis recibidas, si bien todo parece indicar que hasta este miércoles no se podrá reanudar la vacunación.

En total, España, uno de los países afectados por el retraso, recibirá este martes el primer lote semanal de 370.000 dosis de la vacuna contra la covid-19 que tenía previsto que llegaran este lunes, según anunció el Ministerio de Sanidad, al que el laboratorio notificó "un problema en el proceso de carga y envío".

Por su parte, las primeras personas vacunadas este domingo en Aragón para prevenir la covid-19 pasaron la noche bien y no presentaron efectos secundarios. Desde la residencia Somontano de Barbastro su directora, Mamen Pueyo, destacó este lunes el buen estado de salud de los usuarios de este centro a los que se les inyectó la vacuna de Pfizer.

Lidia Navarro y José Bruballa, fueron los primeros en recibir esta dosis, que no les ha causado ningún efecto secundario. "Todo transcurrió dentro de lo previsto, sin incidencias, afortunadamente. Los residentes están bien, no ha habido efectos adversos, de momento, de la vacuna, ni en los mayores ni en trabajadores", señaló la directora de la Residencia Somontano.

También manifestó que, de momento, el centro está satisfecho con los resultados. "Vamos a seguir siendo prudentes, esperamos la segunda dosis con muchas ganas y esperanza", señaló. Tanto Lidia como José afirmaron encontrarse bien y apuntaron que habían pasado buena noche, a pesar de la expectación de la que fueron protagonistas este domingo al recibir la vacuna.

Comentaron que en el momento en el que les inyectaron el fármaco de Pfizer tan solo notaron un pinchazo, similar al de la vacuna de la gripe y que habían dormido "estupendamente". Mamen Pueyo agradeció de nuevo a la DGA que les haya elegido como primer centro de mayores de la provincia de Huesca que recibe la vacuna y recalcó que en estas instalaciones predomina la esperanza y la prudencia".

Por su parte, la residencia Romareda de Zaragoza siguió este lunes con la vacunación utilizando las dosis recibidas este domingo. Este martes seguirá dispensando algunos tratamientos reservados para los mayores que se encontraban fuera del centro.

La directora de la Residencia Romareda, Cristina Serrano, destacó que los mayores del centro están "perfectamente" y muy contentos. Indicó que ya han sido vacunados todos los mayores que han dado su consentimiento, 167, y también siete trabajadores, terminando este lunes por la mañana un proceso que comenzó este domingo a mediodía con los tres primeros candidatos: Emilia Nájera, Manuel Cebolla y Carmen García.

Emilia, de 80 años, la primera persona que recibió el domingo la vacuna en Aragón, dijo este lunes que espera salir otra vez a pasear "por las calles" sola y ver a sus hijos y nietos. Recomendó que "todo el mundo" se ponga la vacuna porque "es lo único que tenemos" y recordó que muchas empresas han clausurado su actividad y las que continúan "tienen menos clientela". Seguidamente, afirmó que "España tiene que salir adelante para que pueda trabajar la gente joven y nos puedan ayudar y visitar".

Durante la jornada de este domingo, en la que se inició la campaña de vacunación contra la covid-19, se consumieron todos los viales enviados al resto de los centros residenciales, de modo que se dispensaron 44 dosis en la residencia Somontano de Barbastro (36 residentes y 8 trabajadores), 90 dosis en el Hogar San José de Teruel (87 residentes y 3 trabajadores) y 23 en el centro residencial Camp de Zaragoza.

Aragón acabó a lo largo del día de este lunes la práctica totalidad de la vacuna recibida el pasado domingo, un total de 63 viales, de los que se extrajeron dosis para 315 personas. Y es que, se calcula que de cada vial se pueden extraer 5 dosis, cifra que puede ser variable. Las nuevas partidas de vacuna seguirán llegando al Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, dado que es donde están ubicados los dos ultracongeladores capaces de mantener las dosis recibidas a una temperatura de -80 grados.

Desde allí, los viales se transportan a los centros residenciales en condiciones de refrigeración, de entre 2 y 8 grados centígrados, y son los equipos de enfermería de los centros de salud a los que están asignadas las residencias los que se desplazan a las mismas para realizar la vacunación. Cabe recordar que la vacuna se conserva en estas condiciones de refrigeración durante un máximo de 120 horas.

Etiquetas