Huesca

CORONAVIRUS

La Fiscalía abre diligencias penales a los bares de Huesca desalojados en Nochevieja

En ambos casos se incumplían tanto las medidas sanitarias y podrían haber incurrido en infracciones previas

La Fiscalía abre diligencias penales a los bares de Huesca desalojados en Nochevieja
La Fiscalía abre diligencias penales a los bares de Huesca desalojados en Nochevieja
S. E.

HUESCA.- La fiscalía de Huesca ha abierto diligencias penales de investigación contra los responsables de los dos locales de ambiente nocturno de la ciudad que fueron desalojados antes de las campanadas de la pasada Nochevieja al detectarse que se encontraban abiertos y con clientes en su interior que no cumplían con las restricciones sanitarias.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, el ministerio ha redactado un decreto en el que estima la posibilidad de que los titulares de ambos establecimientos, "El Tumbao" y el "Nuevo 9", hubieran incurrido en un presunto delito de desobediencia a la autoridad.

En el "Nuevo 9" los agentes de la policía adscrita al Gobierno aragonés que realizaron la intervención identificaron a quince personas que participaban en una fiesta, mientras que en "El Tumbao" se pudo verificar que el medio centenar de clientes que se encontraban en su interior triplicaban el aforo permitido.

En ambos casos no sólo se incumplían las medidas establecidas por el Gobierno aragonés respecto al horario de apertura de locales de hostelería y a las medidas sanitarias a observar (distancias o uso de mascarillas), sino que los dos podrían haber incurrido previamente de forma reiterada y constante en desobediencia de las disposiciones establecidas por la autoridad.

Las fuentes citadas admiten que no existe un tipo penal que sancione el contagio o la propagación de una pandemia, pero aprecian, sin embargo, la posibilidad de castigar las lesiones originadas a nivel individual por dolo eventual (no directo) e, incluso, imprudente.

La fiscalía de Huesca pretende determinar si los hechos denunciados exceden del ámbito meramente administrativo y son perseguibles en el ámbito penal en cuanto a la presunta desobediencia denunciada.

Estima el ministerio público que el agravamiento de la crisis sanitaria por la covid-19 tiene consecuencias en la integridad física, la libertad individual y la seguridad, especialmente en las personas de más edad, por lo que el peligro derivado del incumplimiento de las restricciones impuestas es máximo.

Por esta razón, la fiscalía solicita a la unidad de policía adscrita al Gobierno aragonés toda la información incoada en relación al desalojo de ambos establecimientos en Nochevieja, que en caso del "Nuevo 9" hace extensible a las actuaciones llevadas a cabo en Nochebuena.

Etiquetas