Huesca

SERVICIOS MUNICIPALES

La gestión de la limpieza viaria de Huesca vuelve a ser pública

El pleno del Ayuntamiento aprobó este viernes la encomienda del servicio a Grhusa

La gestión de la limpieza viaria de Huesca vuelve a ser pública
La gestión de la limpieza viaria de Huesca vuelve a ser pública
S.E.

HUESCA.- El pleno del Ayuntamiento de Huesca aprobó este viernes, con 16 votos a favor y 9 en contra, la recuperación de la gestión pública del servicio municipal de limpieza viaria tras tres años de proceso judicial y una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Votaron a favor PSOE, Ciudadanos, Con Huesca-Podemos Equo y Vox, y el PP, en contra.

De esta forma el servicio de limpieza viaria de Grhusa retorna al punto del acuerdo plenario del 31 de mayo de 2017 y se termina con tres años de un proceso "basado en la obsesión por la privatización del Partido Popular".

Así lo puso de manifiesto durante la sesión el concejal de Servicios Generales y Medio Ambiente en el consistorio oscense, Roberto Cacho, quien añadió que la aprobación de esta encomienda "significa que Huesca no vuelva a ser noticia por que personas que desempeñen un trabajo directo o indirecto para su Ayuntamiento puedan verse frente a salarios de 650 euros brutos mensuales por una jornada completa". Ahora se garantiza un sueldo mínimo de unos 1.300 euros para estos empleados.

Cabe recordar que entre 2013 y 2017 este servicio pasó a manos de la empresa FCC tras una privatización impulsada por el PP. En el año 2017 la encomienda a Grhusa fue anulada por el Tribunal de Contratos Administrativos de Aragón (Tacpa). Al final, el TSJA dio la razón al Ayuntamiento y confirmó que la actuación del equipo de Gobierno fue correcta y que siempre se actuó de acuerdo a la Ley.

También el portavoz socialista, José María Romance, señaló al respecto que esta encomienda "no supone renuncia ni fracaso. Seguimos convencidos de que es legal y de que es la mejor solución para garantizar el servicio. El TSJA ha resuelto a favor del Ayuntamiento y en contra del PP, a pesar de que este ha puesto todas las trabas durante años para que este final no se produjera".

Y añadió que a los populares "no les importa la eficacia del servicio, como quedó demostrado con FCC, a nosotros sí", algo que también aplicó al coste del mismo y a las condiciones laborales de los trabajadores. "Ustedes (en alusión a los populares) no creen en lo público, y eso nos diferencia", apuntó.

Por su parte, desde VOX Antonio Laborda planteó que esta página debe cerrarse y destacó los procesos económicos a los que se ha visto sometido el Ayuntamiento de Huesca tras tres años de litigios. "Los trabajadores de Grhusa van a tener salarios dignos para poder mantener a una familia. Hay otros partidos políticos con vinculaciones muy directas con este tipo de empresas de servicios, como diría Joaquín Costa, un auténtico caciquismo empresarial".

Desde Con Huesca-Podemos Equo, Guillermo Boix señaló que su partido votó a favor de esta encomienda para cerrar un proceso iniciado en 2017 "gracias al trabajo de algunas compañeras que creyeron posible la remunicipalización de un servicio tan importante para la ciudad como es la limpieza viaria".

Enrique Novella, de Ciudadanos, manifestó que este viernes se puso fin "a una etapa de tiras y aflojas en la limpieza viaria de esta ciudad, de capítulos interminables con acusaciones, demandas, juicios y sentencias. Volvemos al punto de partida, ahora en una situación legal".

Y Gerardo Oliván, del Partido Popular, replicó por su parte que el Tribunal de Contratos Administrativos de Aragón apoyó su posición en su momento y añadió que el pleno validó el "clientelismo político que ha impregnado todo este proceso".

Etiquetas