Huesca

PROYECTO SOLIDARIO

Cruz Roja Huesca refuerza a las mujeres con dificultades sociales y económicas

El proyecto Bienestar personal y activación social ha alcanzado a 200 usuarias

Cruz Roja Huesca refuerza a las mujeres con dificultades sociales y económicas
Cruz Roja Huesca refuerza a las mujeres con dificultades sociales y económicas
C.R.

HUESCA.- Cruz Roja Huesca continúa desarrollando con éxito el proyecto "Bienestar personal y activación social de la mujer", dirigido específicamente a mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 65 años, con precaria salud emocional y dificultad para tener hábitos de vida saludables debido a su débil situación socio-económica.

Este proyecto, que está financiado por el Gobierno de Aragón con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, tiene como principal objetivo fortalecer las capacidades y potencialidades que tienen las usuarias para ayudarles a superar la situación en la que se encuentran.

Alrededor de 200 mujeres de diferentes procedencias, culturas y etnias se han beneficiado ya de este programa desde el año 2018, en que se puso en marcha. Todas ellas han ido llegando al mismo a través del área de Intervención Social de Cruz Roja y han encontrado en él un lugar de acogida, comprensión, encuentro, solidaridad y, sobre todo, de aprendizaje y reforzamiento de sus capacidades.

Así, en este contexto, las usuarias han venido participando a lo largo de este tiempo en más de 140 talleres y actividades relacionadas con aspectos como el intercambio de experiencias personales; bienestar emocional (arteterapia, musicoterapia, canto, charlas sobre motivación y calidad de vida) y competencias cotidianas (gestión de recursos y gestión del tiempo, competencias lingüísticas a través de cuentacuentos, economía doméstica).

Además, se incluyen hábitos saludables (nutrición, sexualidad, técnicas de relajación, salud emocional, intercambio de remedios caseros). También se han venido realizando talleres para promover las relaciones sociales (tejer, intercambio de recetas, mercadillos de intercambio, mandalas, manualidades), actividades de ocio y cultura (visitas a museos, y otros centros o espacios de interés cultural o lúdico), entre otras opciones de las que han disfrutado y que también les ha servido para estrechar relaciones personales.

ALTERNATIVAS FRENTE A LA COVID-19

A lo largo de los últimos meses y mientras dure la pandemia por la Covid-19 con sus necesarias restricciones, limitaciones de aforo y confinamientos, algunas de las actividades previstas, como excursiones en familia y determinados talleres, se han tenido que suspender o modificar. Sin embargo, el proyecto ha seguido y sigue adelante.

El contacto con las usuarias se ha mantenido por vía telemática hasta en los momentos más delicados. A ninguna de las mujeres participantes le han faltado llamadas de apoyo y propuestas de actividades. El intercambio de habilidades y capacidades, incluso las canciones de ánimo, han sido una constante.

Una de las alternativas a alguna de las excursiones o visitas que no pudieron realizarse fue la elaboración de una revista/fanzine. Una idea que emocionó a las usuarias y que rápidamente las implicó en la creación de los contenidos basados en sus propias experiencias e intereses personales.

Alejandra, Mariángel, Osmary, Luces, Eugenia, Sara, Puri, Liria, Violeta, Luz, Tania, y Kélida son las doce autoras principales de Maigar, título que se le dio a la publicación y en cuyas páginas se pueden encontrar relatos en primera persona de sus difíciles experiencias vitales, de su trayectoria de superación o de sus proyectos e ilusiones.

También comparten costumbres de sus diferentes lugares de procedencia y consejos o pequeños trucos de cocina o belleza. Unos talleres que se pudieron realizar en los meses de octubre y noviembre últimos sirvieron para elaborar el material con el que se ha ilustrado el fanzine.

La publicación, maquetada y editada por una pequeña asociación llamada Bolboreta Press que utiliza la risografía e imprime con tintas ecológicas, llegó a manos de las usuarias hace varias semanas cuando participaban en una actividad de elaboración de platos típicos de sus países.

Etiquetas