Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La mortalidad descendió un 14 % respecto a la media en Huesca

El número de muertes cae en las cuatro semanas iniciales del año respecto al lustro anterior

Salud Pública constata un incremento de las urgencias y la mortalidad coincidiendo con los episodios de calor
Salud Pública constata un incremento de las urgencias y la mortalidad coincidiendo con los episodios de calor
D.A.

HUESCA.- La mortalidad prevista para las cuatro primeras semanas de este año, en base a la media de los cinco años previos, bajó un 14,2 por ciento en la provincia oscense, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifró en 211 los altoaragoneses fallecidos en las cuatro primeras semanas de 2021. La media del lustro anterior fue de 246 fallecidos, 35 más que los registrados en este comienzo de año.

En estas cuatro primeras semanas del año, y ahora con datos del portal de transparencia del Gobierno de Aragón, murieron en la provincia de Huesca 32 personas por covid. El INE, cabe recordar, cifra en 211 los fallecidos totales.

En dicho periodo de tiempo las zonas sanitarias más golpeadas por el coronavirus han sido las tres de Huesca ciudad (suman 6 decesos), Fraga (5), Almudévar (4) y Huesca Rural (3).

En comparación con el resto de Aragón y de España, la mortalidad prevista en Huesca ha sido muy inferior. En la comunidad, con 1.444 fallecidos en estas cuatro primeras semanas de año, el número de muertos ha subido un 9,6 por ciento respecto a la media del lustro anterior (127 fallecimientos más) y en España, con 46.985 óbitos, el incremento ha sido del 17,4 por ciento (6.966 más).

Huesca es, además, la provincia aragonesa con mejor evolución en estas cuatro primeras semanas del año, ya que el exceso de mortalidad se ha incrementado un 7 por ciento en Teruel (168 fallecidos en total; 11 más que en los años anteriores) y un 16,5 por ciento en la de Zaragoza (1.065 totales; 151 más).

MORTALIDAD MUY FLUCTUANTE

Desde que comenzó la pandemia, que ha dejado hasta la fecha 444 muertos en el Alto Aragón, el exceso de mortalidad ha variado muchísimo respecto a los años anteriores. Ha habido dos grandes picos que coinciden con las olas de primavera y de otoño, mientras que el resto del tiempo, incluidas las olas de verano y la actual de inicio de año, la mortalidad ha estado por debajo de la media de los cinco años anteriores. Eso sí, 2020 terminó con un 13,4 por ciento más de muertos que en el lustro anterior (2.907 fallecimientos en total, 393 de los cuales fueron por covid).

En la ola de primavera el exceso de mortalidad en la provincia fue del 43,3 por ciento, pero la más letal fue la tercera ola, la de otoño, cuando el número de decesos se disparó un 81,4 por ciento respecto a lo previsto a tenor de los cinco años previos.

Sin embargo, las olas de verano y la actual dejaron menos muertos que la media de años anteriores.

Etiquetas