Huesca

CORONAVIRUS

El Obispado de Huesca suspende las procesiones de Semana Santa ante la incidencia de la covid

Sí se celebrarán las eucaristías pero teniendo en cuenta todas las medidas sanitarias y de aforo

La procesión del Viernes Santo en Huesca se vive con gran fe y devoción
La procesión del Viernes Santo en Huesca se vive con gran fe y devoción
P.S.

HUESCA.- El obispo de la Diócesis de Huesca, Julián Ruiz, ha decretado este viernes la suspensión de todos los actos y celebraciones en exterior relacionados con la Cuaresma y la Semana Santa, lo que incluiría las tradicionales procesiones, teniendo en cuenta así "las circunstancias excepcionales" a causa de la pandemia de la covid y habida cuenta de la alta incidencia de contagios y de la enfermedad.

La decisión se ha tomado, señala el decreto, tras haber consultado a las autoridades civiles y sanitarias y "oidos los órganos diocesanos competentes". Será así, el segundo año consecutivo en el que los pasos no salgan a la calle en estas fechas a causa de la pandemia.

Sí se celebrarán las tradicionales eucaristías de estos días, aunque teniendo en cuenta todas la medidas sanitarias de protección y aforo establecidas para frenar la pandemia. Así, el próximo miércoles, se celebrará Miércoles de Ceniza y habrá misas normales.

Quedan así suspendidos todos los actos y celebraciones "organizados por parroquias, hermandades y cofradías, asociaciones u otros grupos de fieles, que tengan carácter de culto externo y, en general, todos aquellos en los que se haga uso de la vía pública en toda la Diócesis de Huesca". "Esto implica también que no se podrán utilizar, ni siquiera, los exteriores de los edificios para realizar cualquier tipo de concentración o de acto de culto; todo ello hasta que no se tome otra decisión al respecto y se comunique oficialmente", señala el documento.

En su lugar, añade la nota, en lo que se refiere a diferentes actos y estaciones de penitencia, "se seguirán los subsidios litúrgicos e invitaciones que la propia Diócesis, las delegaciones episcopales, parroquias, cofradías y asociaciones ofrecerán oportunamente para vivir en profundidad el tiempo de la Cuaresma y de la Semana Santa".

"CON ESPECIAL ESPIRITUALIDAD"

Ruiz pide además que durante la próxima Cuaresma y Semana Santa "se celebren con una especial espiritualidad los cultos internos, eucaristías y actos de piedad que se realicen; siempre teniendo en cuenta las medidas sanitarias de protección y aforo establecidas tanto por la normativa diocesana como por las autoridades civiles".

Solicita además, "en este tiempo de tanta dificultad", extremar "los auxilios y ayudas a los más necesitados", así como elevar "constantes preces a Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen María por el fin de la pandemia y por los más afectados por ella, vivos y difuntos".

Señala asimismo que no se trasta de una "suspensión" de la Semana Santa no queda suprimida, por ello exhorta a todos los grupos eclesiales y fieles cristianos de la Diócesis de Huesca "a vivir con verdadera profundidad las celebraciones litúrgicas, y especialmente las del Triduo Pascual".

"Encomendamos a la intercesión de Nuestra Señora del Pilar, de San Lorenzo y de san Vicente el final de esta pandemia y el consuelo de todos los que sufren a causa de la misma, así como la labor evangelizadora y social que llevan a cabo las hermandades y cofradías de nuestra Diócesis", señala Ruiz en el citado decreto.

Etiquetas