Huesca

economía

La poderosa demanda de China dispara el comercio exterior oscense en 2020

Las exportaciones de nuestras empresas crecen un 17,94 % y el superávit sube un 33,2 % con protagonismo alimentario

El comercio oscense también participa en la actividad exportadora con China.
El comercio oscense también participa en la actividad exportadora con China.
E. PRESS

El comercio exterior altoaragonés concluyó 2020 con un balance muy positivo tanto en términos absolutos como en la comparativa con el entorno aragonés y español, y es que los indicadores revelan una evolución sustantivamente más favorable en superávit, en trayectoria de las exportaciones y en amplitud de países con los que nuestras empresas materializan sus transacciones. En el complejo ejercicio de la pandemia, con nueve meses y medio de situación anómala por la crisis sanitaria y sus afecciones a la economía, el mercado de China ha sido decisivo con sus 268 millones de euros facturados por las compañías altoaragonesas, que le convierten en el mejor cliente, en el superávit más cuantioso y en el principal porcentaje de crecimiento, un 1.180% al final del ejercicio.

España volvió el año pasado al signo negativo en las exportaciones, con un 10,22 % de caída (261.175 millones) mientras las importaciones también se desplomaron un 14,84 % (274.597 millones) para un déficit de 13.422 millones y una tasa de cobertura del 95,11 %. En Aragón, sin embargo, se logró una meritoria estabilidad en las ventas con 13.390 millones (0,14 % de aumento) mientras las compras se sustanciaron en 10.468 millones (caída del 9,24 %), con un superávit de 2 .922 millones.

En el caso de la provincia de Huesca, las empresas facturaron al exterior 1.665.542.480 euros, un 17,9 % más, mientras abonaron 650.157.120 euros por sus adquisiciones, casi idéntica cantidad al año precedente, y la tasa se eleva a 256,18. El saldo favorable fue de 1.015.385.000 euros, un 33,2 % más que los 762 millones del 2019, y muy por encima de los 461 millones de 218 y los 441 del 2017.

El mes de noviembre fue fructífero, con 142 millones de euros de valor de exportación (19 % más) y 49,5 de importación (0,36) para una tasa de cobertura de 286,9.

Omnipresencia china

Prácticamente en todos los parámetros que maneja la Base de Datos de Comercio Exterior (de las Cámaras con la aportación de la Dirección General de Aduanas y la Agencia Estatal de Administración Tributaria), se detecta la trascendencia que ha tenido la evolución de China respecto a nuestras empresas.

El volumen total de comercio exterior (sumadas exportaciones e importaciones) expone un movimiento de mercancías de 2.315,7 millones, un 12,3 % más que los 2.062 de 2019. La relación se extiende a 141 mercados de los cinco continentes.

Francia se muestra como el país con mayor actividad, con 511,6 millones entre ventas y compras, seguida de China con 313,2 e Italia con 295.

En el mapa de los países con un mayor superávit, se coloca en primer lugar de una manera inédita China con 223.360.000 euros de la resta de los 268 millones de exportaciones y los 45 de importaciones. En segundo lugar, se ubica el tradicionalmente líder de este ranquin, Italia, con 257,6 millones en ventas y 37,8 en compras para un saldo de 219,7. Muy por debajo quedan Portugal con 64,9, Alemania con 53,6, Polonia con 50,8, Bélgica y Arabia Saudí con más de 49, República Checa con 42, Grecia con 31 y Rumanía con 26.

Más disperso geográficamente y menos voluminoso es el apartado de los países con los que nuestra provincia padece déficit. Suiza lidera esta clasificación con 8,7 millones de euros por los 5,4 de exportaciones y los 14 de importaciones. En segundo lugar, se sitúa Estados Unidos con 6,6 millones (13 destino aquel país, 19,6 en sentido inverso). Por encima de los cinco millones negativos, Singapur, Luxemburgo y Dinamarca. Y cierran los diez de la lista India, Brasil y Gabón.

Una media de 34.564 euros por operación

Las empresas que adquirieron productos y servicios a nuestra provincia procedieron de 133 países, con un movimiento de 1.279.443 toneladas en 48.187 transacciones que reportaron 1.665.542.480 euros. La media de cada factura fue de 34.564 euros.

Por vez primera en la historia, China ha sido el mejor cliente global, con 268.317.000 euros, un 1.180,8 % más que los 20.998.850 de todo 2019. De ellos, 255 millones son carnes y 11 semillas y oleaginosas.

También Francia ha superado a Italia, ambos en el entorno de los 257 millones de euros, en el caso francés en agroalimentación y productos plásticos y en el transalpino también en alimentos. Ambos mercados crecieron ligeramente. Por el contrario, Portugal, con 107 millones, bajó las compras a nuestras compañías un 18 %. Le siguen Alemania con 99 millones y una subida del 11 %, Bélgica que se desplomó un 19,6 % para 80,7 millones, Arabia con 62 y una elevación del 27,2 %, Polonia con 57 millones, Países Bajos con 48 y República Checa con 43, estos tres últimos con subidas entre el 4 y el 8 %.

Ha sido un ejercicio especialmente favorable para los productos cárnicos que prácticamente han duplicado sus exportaciones, las frutas, los productos plásticos, la maquinaria y la siderometalurgia.

Importaciones en plano

Las compañías altoaragonesas firmaron 76.414 contratos para traer 1.014.233 toneladas de mercancías por un valor de 650 millones de euros (0,02 % más), por lo que cada compra llegó a los 8.500 euros.

Entre los 95 países desde los que se ha importado, Francia ha sido el máximo proveedor con 253,9 millones de euros (cereales sobre todo) y le siguen China con 44,9, Alemania con 45, Portugal con 42, Italia con 37, Bélgica y Países Bajos con más de 30, Estados Unidos y Reino Unido con 19 y Suiza con 14.

Etiquetas