Huesca

HUESCA

“Es uno de los días más importantes para el castillo de Montearagón”

Las obras de restauración de este monumento comenzaron en el mes de febrero y está previsto que tengan una duración de 14 meses

Imagen de la visita de este miércoles al monumento
Imagen de la visita de este miércoles al monumento
Pablo Segura

“Estamos, posiblemente, en uno de los días más importantes del castillo de Montearagón”, esto era lo que declaraba Javier Belenguer, alcalde de Quicena, en su visita este miércoles a este espacio con motivo de las obras de consolidación y restauración, a la que ha acudido junto a Pilar Alegría, delegada del Gobierno en Aragón, Ana Cabrera, subdirectora del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), y Silvia Salazar, subdelegada del Gobierno en Huesca.

“Por fin se están dando los primeros pasos para mejorar la seguridad del monumento”, ha expresado, quien ha considerado que se está descubriendo una nueva página dentro de la historia de Montearagón, y se pone en valor “todo el potencial histórico que tiene esta fortaleza dentro de la historia de Aragón”.

Por ello, y debido a que durante los catorce meses que duren las obras la actividad en el mismo “va a ser nula”, el Ayuntamiento de Quicena junto a la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón está acudiendo tanto al Gobierno autonómico como a las diferentes instituciones para que el monumento “esté señalizado y se encuentre dentro de todos los programas de protección y promoción del patrimonio”, ha indicado el alcalde.

Así mismo, ha explicado otra serie de proyectos que se quieren llevar a cabo a raíz de la rehabilitación del mismo, como es la señalización o la mejora del acceso y del aparcamiento o la creación de un centro de acogida al visitante. Además, también ha valorado la implantación de un sistema de vigilancia para evitar el vandalismo que azota no sólo a Montearagón, también a otros monumentos del entorno.

Por su parte, Pilar Alegría, se ha mostrado “muy satisfecha” por el comienzo de esta intervención que se va a centrar en “consolidar y estabilizar los muros, además de la limpieza de escombros y en la evacuación natural de las aguas”, algo que ha considerado como “uno de los mayores problemas actuales”. Esto será posible gracias a la inversión de 1.300.000 euros, que según la delegada, “es la inversión más importante que recibe el Castillo desde el año 2000”.

Todo ello con el objetivo de poder volver a disfrutar de “esta joya que tenemos en el municipio de Quicena y que es un edificio emblemático para toda la comunidad por todo el peso histórico que viene arrastrando desde el siglo XII”, ha expresado Alegría, quien se ha mostrado su agradecimiento por esta “magnífica inversión”, además, también ha alabado a todas las instituciones que están colaborando para que esta rehabilitación sea posible.

La subdirectra del IPCE, Ana Cabrera, ha considerado esta intervención como “una de las más importantes” que tienen actualmente, ya que se trata de un castillo que “desde los años cincuenta ha sido objeto de intervención por parte del Instituto y creemos que es importante ponerlo accesible al público, además, de realizar la intervención en las murallas”.

Así mismo, ha expresado que este monumento se trata de “un punto de inflexión en cuanto a la frontera que hay en la época medieval, y aunque no estuvo utilizado mucho tiempo como castillo, ya que enseguida tuvo un uso eclesiástico, siempre ha estado muy presente”.

José María Sanz, uno de los arquitectos que han redactado el proyecto, ha subrayado que el objetivo es “recuperar todas las estructuras ocultas que están bajo los escombros”, para que de esta manera los visitantes puedan entender el Castillo, ya que actualmente, la única manera de hacerlo es a través de unos planos, puesto que ahora “sólo se ve tierra por todas partes”. Por ello, ha destacado que lo que quieren es “que se pueda intuir lo que en su momento fue realmente Montearagón”.

Etiquetas