Huesca

CONSUMO

La reparación de un reloj en garantía se alarga con el confinamiento

El confinamiento provincial impidió la rápida resolución de un problema que parecía menor

Compra de un reloj por internet
Compras por internet
S.E.

Hoy os acerco el caso de Blanca, que compró por internet un reloj deportivo y fue a recogerlo personalmente a una tienda en Zaragoza. En menos de un año la correa del reloj se le rompió y habló con la tienda para su sustitución, ya que estaba en garantía. Al estar confinados perimetralmente y no poder ir en persona a Zaragoza, la tienda le indicó que lo recogerían en su domicilio y que una vez reparado se lo entregarían en el mismo domicilio.

Un mes después de que recogieran el reloj y sin tener ninguna notificación más al respecto, Blanca comenzó a enviar correos electrónicos a la tienda preguntando por su reparación. La tienda le decía que en 48 horas contactaría con ella, pero esa respuesta no llegaba.

Unas semanas después recibió un correo de la empresa en el que le decían que no reparaban el reloj pero que en los próximos días recibiría el reembolso del importe pagado.

Blanca no estaba de acuerdo con esta solución, pues el reloj lo había comprado aprovechando el Black Friday y había conseguido un buen precio, pero finalmente la aceptó. Sin embargo, pasaban los días y no recibía el reembolso.

Volvió a contactar con la tienda y le indicaron que le iban a hacer una tarjeta regalo con el importe del reloj. Blanca no aceptó esta nueva propuesta y acudió a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic) del Ayuntamiento de Huesca y presentó la reclamación correspondiente, solicitando la devolución del importe a la tarjeta con la que lo había pagado.

Desde la Omic tramitamos esta solicitud de mediación a la empresa y recibimos una rápida respuesta de la tienda, informando de que no se iban a someter a ningún tipo de arbitraje pero que aceptaban la solicitud de mediación, ofreciendo como respuesta que devolverían el importe de la compra de la misma forma en que se realizó el pago, pero para ello la clienta debía acudir a la tienda de Zaragoza donde había recogido el reloj y entregar todos los accesorios del reloj. En el mismo acto efectuarían el reembolso del importe del reloj, 210 euros, el mismo medio de pago con el que se había hecho la compra. 

Etiquetas