Huesca

economía

Caja Rural de Aragón refuerza su solvencia en 2020 con un beneficio de 3,2 millones

La entidad  reactiva la economía con la concesión de 13.100 operaciones de préstamo y crédito, con un volumen superior a los 800 millones  

La solvencia de la caja de crédito cooperativo creció hasta el 16,74% mostrando su solidez.
La solvencia de la caja de crédito cooperativo creció hasta el 16,74% mostrando su solidez.
S. E.

Caja Rural de Aragón obtuvo un beneficio en 2020 de 3,2 millones de euros después de impuestos, inferior al del año pasado, debido fundamentalmente al saneamiento de la cartera de inversión crediticia. 

La entidad financiera aragonesa ha hecho público este viernes este dato tras la celebración de su Asamblea General de forma telemática, aprobando por unanimidad las cuentas anuales presentadas por el Consejo Rector, así como la gestión social realizada durante el año 2020.

El pasado año, Caja Rural ha contribuido a paliar los efectos generados por la pandemia y reactivando la economía con la concesión de 13.100 operaciones de préstamo y crédito, con un volumen superior a los 800millones de euros, un 36% más que el año anterior. Casi el 40% se destinaron al sector agroalimentario, el segmento tradicional de actuación de Caja Rural de Aragón.

Debido a la situación generada por el coronavirus, por vez primera en su historia, este año se han celebrado las Juntas Preparatorias y la Asamblea General de delegados íntegramente de forma digital.

El proceso se inició los pasados 3 y 4 de mayo con las Juntastelemáticas para los socios, teniendo como referencia a las localidades de Barbastro, Logroño, Tarazona, Monzón, Ejea de los Caballeros, Calatayud, Cariñena, Huesca, Jaca, Zaragoza y Caspe.

El presidente de Caja Rural de Aragón, Luis Olivera, ha manifestado en su intervención lo siguiente: "En un año tan complejo e inédito, en nuestra Caja hicimos lo que mejor sabemos hacer, estar cerca de las personas. Los más de 700 empleados y empleadas de Caja Rural de Aragón volvieron a dar muestras de sus valores".

Olivera ha querido recordar "la rentabilidad social" que aporta la entidad al territorio, con cerca del 65% de la red de oficinas en localidades de menos de 2.000 habitantes y como colabora con financiación en la vertebración del territorio.

Durante el desarrollo del acto se han aprobado los puntos del día propuestos a los socios de la caja de crédito cooperativo entre los que destaca el Informe de Gestión correspondiente al ejercicio 2020.

El director general de Caja Rural de Aragón, Luis Ignacio Lucas, ha agradecido "la adaptación, el compromiso e involucración de todo el equipo de la entidad", que ha mantenido abiertas toda la red de oficinas y garantizando la máxima seguridad sanitaria en todos loscentros laborales". 

Principales ratios

Lucas ha expuesto las cuentas del año 2020 destacando, entre otros puntos, la evolución del ratio de solvencia incrementándose hasta el 16,74%, siendo 424 puntos básicos por encima del requerimiento del Banco de España. Esta cifra da muestra de la solidez de la entidad en estos momentos.

El ejercicio se ha cerrado con un beneficio después de impuestos de 3,2 millones de euros, inferior al del año pasado, debido sobre todo al saneamiento de la cartera de inversión crediticia.

También la entidad se encuentra en una situación holgada de liquidez, con ratio de liquidez a corto plazo del 400% y un ratio de inversión sobre financiación del 77%.

Los depósitos de clientes ascendieron a más de 3.800 millones de euros a final de ejercicio, con un crecimiento del 7,5% con respecto al año anterior. El volumen gestionado de recursos tomados de clientes se incrementó un 5,7% hasta superar los 5.000 millones de euros.

La morosidad se mantuvo en el 6,5 %, a pesar de la coyuntura económica nacional y mundial, con un ratio de cobertura superior al 72%.

Durante el 2020 Caja Rural de Aragón ha continuado con un gran esfuerzo en la contención del gasto en la mayoría de los epígrafes. Lucas ha apuntado que "2020 ha sido también el año de la digitalización", y "seguimos nuestro plan estratégico en este apartado inaugurando una nueva página web, impulsando un chatbot, facilitando al comercio nuevas herramientas y plataformas digitales y contando con nuevas apps".

Caja Rural de Aragón tenía al finalizar el ejercicio 2020 más de 116.000 socios y prácticamente 260.000 clientes en Aragón, La Rioja y la provincia de Lleida, gestionados por un equipo de más de 700 personas desde 221 oficinas.

Durante 2020 la entidad ha continuado potenciando sus valores como cooperativa de crédito, subrayando la cercanía y proximidad junto con la permanencia física en áreas que sufren la despoblación.

Un año más, la entidad ha sido líder en la domiciliación de las ayudas correspondientes a la Política Agraria Común (PAC). Casi una de cada tres solicitudes de estas subvenciones se han domiciliado en la caja aragonesa.

Luis Ignacio Lucas ha asegurado: "La prudencia que nos viene caracterizando en los últimos años, la cobertura de los activos irregulares con la generación de fondos adicionales y el reforzamiento que hemos realizado de la solvencia de la Caja, van a ser factores decisivos para poder hacer frente a la crisis económica en la que estamos inmersos y que esperamos llegue a su fin hacia finales del presente ejercicio 2021".

Caja Rural de Aragón ha colaborado con las personas para superar la crisis sanitaria generada por el coronavirus. Desde el primer momento, la entidad puso diferentes líneas de financiación a disposición de los autónomos, las pymes y las grandes empresas.

Han sido muchas las medidas adoptadas por la Caja aragonesa para apoyar a las personas: moratorias hipotecarias, anticipo del abonode la pensión, desempleo o ERTES, eliminación de comisiones oaplazamientos de compras.

Lucas ha recordado que ha habido que generar espacios seguros. "Garantizar la salud de los empleados y clientes fue la primera y más inmediata decisión, a la vez que dar continuidad al negocio".  

El alma de la caja

En la Asamblea General se ha dado cuenta de las actuaciones llevadas a cabo a través de la Fundación Caja Rural de Aragón, el alma de la Caja, retornando a la sociedad parte de sus beneficios mediante el apoyo a proyectos sociales, culturales, deportivos y de desarrollo del medio rural que se realizan en el territorio donde está presente.

En el 2020 fueron más de 40.000 las personas que se beneficiaron o participaron en alguna de las actividades que realizó la Fundación comprometida con las personas y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las principales actuaciones realizadas se enmarcaron en el ODS4Educación de Calidad, ODS10 Reducción de las desigualdades y en elODS17 Alianzas para lograr los objetivos. En este punto se enmarcan los programas de 'Micro Ayudas' destinados a proyectos sociales que hacen de la nuestra, una sociedad mejor y las "Becas Excelencia" para jóvenes de doce a dieciocho años sobresalientes en el deporte y con unos importantes registros en lo académico.

Junto a estas iniciativas el impulso a la cultura, como una forma de enriquecer la vida de las personas, y en sus más diversas disciplinas llegaron a varias localidades del territorio donde estamos presentes.

La entidad forma parte de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC), del Grupo Caja Rural, así como de la Asociación Española de Cajas Rurales, del Banco Cooperativo, uno de los principales grupos financieros del país, de Seguros RGA y de Rural Servicios Informáticos (RSI). 

Etiquetas