Huesca

URBANISMO

La tercera fase de urbanización de Ramón y Cajal comenzará después del verano

Los trabajos abarcarán 4.000 metros cuadrados, comprendidos entre el Coso y la plaza Unidad Nacional, y tendrán un plazo de ejecución de 8 meses

Las obras abarcan la zona comprendida entre el Coso y la plaza Unidad Nacional.
Las obras abarcan la zona comprendida entre el Coso y la plaza Unidad Nacional.
PABLO SEGURA

La tercera fase de reurbanización del paseo Ramón y Cajal de Huesca, con la que se actuará en el tramo comprendido entre el Coso y la plaza Unidad Nacional, saldrá a licitación en julio y comenzará después del verano con un plazo de ejecución de ocho meses. 

Los trabajos abarcarán una superficie de cerca de 4.000 metros cuadrados, más de la mitad de acerado, con el objetivo de dar lugar a un espacio cómodo para el peatón y de tráfico pacificado.

Además, contará con una base de licitación de más 1.800.000 euros, de los que algo más de 350.000 serán ejecutados en 2021 y el resto de la licitación en obra se ejecutará en 2022.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, y la concejala de Urbanismo, María Rodrigo, han ofrecido este lunes una rueda de prensa para informar de esta actuación que va a ponerse ya a exposición pública, por un periodo de un mes, por lo que el Consistorio espera que a principios de julio pueda salir a licitación.

Luis Felipe ha explicado que el conjunto de las fases supone una inversión “importante” total de 6,5 millones de euros y un gran compromiso que adquirió el pasado mandato el actual equipo de gobierno.

El proyecto, ha comentado, construirá nuevos viales, sistemas de alcantarillado, de abastecimiento y también mejorará la iluminación y el mobiliario urbano. “Se trata en definitiva de generar un espacio de comodidad para el peatón y de tráfico pacificado”, ha manifestado el alcalde de Huesca, que ha apuntado que con este proyecto “se habla también de la nueva movilidad”.

Estos trabajos, ha dicho, “van más allá del concepto de peatonalización. En esta nueva movilidad entran y forman una parte muy importante las infraestructuras, la digitalización, para hacerla inteligente, y el uso de energías limpias, de movilidad no motora”.

Por su parte, María Rodrígo ha detallado que con esta tercera fase finaliza un proceso de transformación de un espacio muy importante de la ciudad, el paseo Ramón y Cajal, que hace más de 40 años que no tenía una remodelación en sí misma.

Ha detallado que la tercera fase de los trabajos tiene una base de licitación de más 1.800.000 euros, de los que algo más de 350.000 serán ejecutados en 2021 y el resto de la licitación en obra se ejecutará en 2022.

La superficie total de la actuación se extiende a cerca de 4.000 metros cuadrados, “recordemos que este paseo tiene una anchura de alrededor de 42 metros, por lo tanto cualquier intervención que se realice en él supone automáticamente una superficie muy interesante”.

María Rodrigo ha destacado que una de las cuestiones fundamentales, aparte de la transformación a nivel de arbolado y de acerado, es la renovación completa de todas las redes que se encuentran en el subsuelo.

Por una parte, se va a modificar la red de saneamiento, con más de 170 metros; la de recogida de pluviales, “muy importante para evitar esas inundaciones que sufrían algunos puntos estratégicos sufrían antiguamente” y también la de abastecimiento, “que mejora de forma importante la calidad del agua".

Asimismo, ha puesto en valor la renovación de la red de telecomunicaciones y también de la de riego, aspecto sobre el que ha apuntado que el arbolado aumenta en más de 14 árboles: 7 tilos, un liquidambar, cuatro cercis, además de la plantación de diferentes especies arbustivas.

También ha destacado la renovación completa de la red de alumbrado, con la que iluminarán ciertos espacios del paseo “comprometidos a nivel de seguridad”. “Ya habéis visto que absolutamente en todos los árboles de las dos primeras fases no hay ninguno que haga ninguna sombra sino que además se ha instalado un sistema semicircular de alumbrado para que no haya ningún punto oscuro a lo largo de todo el paseo. En esta fase se hará de forma similar”, ha planteado.

En esta tercera fase también se mejora la recogida de residuos, incluyendo una nueva isla con siete unidades de contenedores soterrados, “que ahora ya son todas accesibles”, ha apuntado.

En cuanto a las características de los viales ha planteado que se pasa de los dos laterales y uno central a uno central de seis metros, tres metros por carril, y a “aceras anchas que permiten de alguna forma disfrutar y ganar espacio para el peatón, el juego en la calle y también a nivel de mobiliario urbano”.

Además, se incluye un carril bici que cubre todo el paseo Ramón y Cajal, “donde ya lo integramos en un espacio protegido respecto a la zona del vial”. También habrá zonas de carga y descarga, aparcamientos y un carril de servicio para ciertos establecimientos, “sobre todo en la zona de los pares”.

Esta intervención solamente en pavimento de hormigón supone más de 1.400 metros cuadrados, por lo que más de la mitad de esta tercera fase se destinará a acerado.

Respecto al mobiliario urbano, María Rodrigo ha detallado que se pasa de uno “muy escaso y muy degradado por los años” a otro que incorpora elementos como sillas individuales, aparcabicis a lo largo de todo el paseo. Además, solamente en esta fase se incluyen más de 100 metros lineales de bancos de hormigón, lo que nos permite “hacer más vivible el paseo”.

También habrá control de accesos en ciertos espacios para permitir que las zonas de acerado no estén invadidas por los coches.

Asimismo, se va renovar el quiosco de prensa ubicado en uno de los extremos del paseo, “que se integra así en el mismo diseño que tienen el resto de espacios del paseo” y se mejorará en anchura el espacio en el que actualmente está situado.

 

Etiquetas