Huesca

sanidad

Encontrar un médico para el Alto Aragón resulta “casi imposible”

Sindicatos sanitarios critican que la DGA no amplíe más el número de zonas de difícil cobertura y dicen que toda la provincia podría considerarse así

La zona de Sariñena estuvo el año pasado varios meses sin poder cubrir cuatro vacantes.
La zona de Sariñena estuvo el año pasado varios meses sin poder cubrir cuatro vacantes.
Marga Bretos

Los sindicatos médicos Fasamet y Cems advierten de que “en estos momentos vuelve a ser prácticamente imposible encontrar un médico de familia para los sectores sanitarios” de Huesca y Barbastro, y reclaman que todas las plazas de ambos sectores se consideren de difícil cobertura, un método para fomentar que se cubran las plazas vacantes dando más puntos de cara a siguientes oposiciones, sin cambios en sueldos ni jornada.

Los ejemplos más claros de estas complicaciones para encontrar médicos que cubran las vacantes se dan en Sariñena, Sabiñánigo, Binéfar, Berbegal o Abiego. Ramón Boria, representante provincial de Cemsatse, recuerda que el año pasado hubo 4 plazas sin cubrir en Sariñena durante varios meses, lo que evidentemente “repercutió mucho” en la asistencia sanitaria que se dio a los ciudadanos de dicha zona.

"Toda la provincia es de difícil cobertura"

Pero más allá de esas zonas especialmente complicadas, Boria afirma que “prácticamente toda la provincia es de difícil cobertura” y alude a Barbastro, que incluso siendo cabecera sanitaria, “es de difícil cobertura”.

El listado de zonas sanitarias de difícil cobertura se ha ampliado ahora e incluye, dentro del sector de Barbastro, las de Fraga, Tamarite y Albalate, pero esta ampliación no es suficiente. “No se soluciona con esto porque han ampliado muy poco (las zonas de difícil cobertura) y porque estas tres no son difíciles, sino dificilísimas”.

Boria también repara en que dentro de una misma zona puede haber puntos con complicaciones para encontrar médicos y otras que no, lamentando que esto no se tenga en cuenta, y pone de ejemplo Villanueva de Sigena en la zona sanitaria de Sariñena o el de La Peña en la de Ayerbe.

“Parece que la planificación sanitaria en Aragón se hace desde un despacho con regla y compás, sin tener en cuenta la realidad social y demográfica”, concluyen.

Etiquetas