Huesca

OPERACIÓN POLICIAL

Detenidos dos jóvenes por asaltar a usuarios de cajeros en Huesca

La mayoría de los delitos se produjeron en Zaragoza y también en un municipio de La Rioja

Casi un 5% de los aragoneses no tiene cajeros en sus núcleos
Imagen de achivo de un cajero automático.
EFE

Agentes de Policía Nacional han detenido a dos jóvenes que asaltaban a usuarios de cajeros automáticos , mediante una técnica basada en el engaño y la distracción, las cantidades máximas autorizadas por la entidad. Los hechos se produjeron mayoritariamente en la capital aragonesa, pero también en Huesca y en un municipio de la Rioja.

Según informa la Dirección General de Policía, los detenidos, ambos de 21 años y de nacionalidad rumana, no dudaban, sin embargo, en recurrir a la violencia si eran descubiertos por sus víctimas cuando trataban de apoderarse de su dinero.

La acumulación de denuncias recibidas desde el pasado 12 de mayo por robos de similares características, motivaron el inicio de las pesquisas en torno a la existencia de un grupo criminal organizado.

A través de las cámaras de vigilancia, los investigadores pudieron determinar que los detenidos accedían al cajero cuando su víctima se encontraba haciendo uso de éste y esperaban a que introdujera el número secreto de su tarjeta para operar.

En este momento, informan las fuentes referidas, se servían de una 'muleta', término utilizado en el argot policial para referirse al objeto utilizado para tapar la visión de su víctima, generalmente un papel o periódico, para hacerse con el poder del teclado del cajero.

Posteriormente marcaban la cantidad máxima para extracción de efectivo, consiguiendo en al menos trece ocasiones extraer cantidades de 900 euros.

El total de lo sustraído asciende a 11.700 euros, si bien podían haber aumentado su botín de no ser por la última de sus víctimas, que se percató de la gran cantidad de efectivo retirado y antes de que los delincuentes pudieran abandonar el cajero, forcejeó con ellos e impidió que consumaran el robo.

A los detenidos se les imputan trece delitos de hurto, dos de robo con violencia, uno de falsedad documental y otro de pertenencia a grupo criminal.

A uno de los sospechosos se le responsabiliza, además, de un delito de atentado contra agente de la autoridad puesto que cuando estaba ingresado en los calabozos, acometió contra uno de los policías encargado de su custodia.

Los dos detenidos pasaron a disposición del juzgado de guardia de la capital aragonesa durante la jornada de ayer, cuyo titular decretó el ingreso en prisión provisional de ambos.

Etiquetas