Huesca

CORONAVIRUS

Los rastreadores militares acaban su labor tras 270 días y más de 300.000 llamadas

La delegada del Gobierno en Aragón ha agradecido su labor y destaca que la situación está mejorando

Pilar Alegría y Sira Repollés, en el Hospital Militar.
Pilar Alegría y Sira Repollés, en el Hospital Militar.
S. E.

La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha agradecido este lunes en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza la labor prestada por los rastreadores covid de Ejército de Tierra y el Ejército del Aire en apoyo del Gobierno de Aragón en el marco de la Operación Baluarte. “Es necesario destacar la dedicación y el trabajo durante estos meses tan complicados de lucha contra la pandemia”, ha dicho en la última semana de labor de las unidades militares

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVE) Aragón ha implicado en este tiempo a 250 miembros de las Fuerzas Armadas. Han desarrollado su labor durante ocho meses, trabajando 270 días ininterrumpidos.

En este tiempo han realizado más 300.000 llamadas de rastreo para tratar de focalizar los distintos focos de los contagios y comunicar el resultado de las pruebas diagnósticas. También han trasladado a las personas en cuarentena la necesidad de mantener los confinamientos domiciliarios. “Queremos felicitarnos porque si tenemos que prescindir de su actividad es porque la situación está mejorando”, ha destacado la delegada. Además ha recordado que la campaña de vacunación en toda España ha llegado a unos 16 millones de ciudadanos con las dos dosis inoculadas. “Son buenos datos, algo que nos permite prescindir de la labor de estos rastreadores”, ha indicado.

Las unidades implicadas en esta operación pertenecían a la Brigada Aragón I, al Regimiento de Caballería España 11 y a la Base Aérea de Zaragoza, siendo coordinados por el Cuartel General de la División Castillejos.

Etiquetas