Huesca

CORONAVIRUS

Los médicos temen un peor verano por la falta de relevo

Colegio y Cemsatse también avisan de que los pacientes retoman cuestiones pendientes

Foto de archivo del Centro de Salud de Sariñena.
Foto de archivo del Centro de Salud de Sariñena.
Marga Bretos

El segundo verano de la pandemia augura ser más complicado que el del año pasado al confluir la falta de sustitutos para los sanitarios y que muchos pacientes, superado ya el “temor” por la covid, están yendo a sus centros de salud para retomar cuestiones pendientes como seguimientos y controles. El Colegio de Médicos y el sindicato sanitario Cemsatse coinciden en esta previsión sobre un estío “complicado” y en sus causas.

Ramón Boria, representante de Cemsatse, señaló que la falta de sustitutos -“sustituciones hay 0 y 0 es 0”, zanjó- puede hacer peligrar la Atención Continuada (las guardias en los centros de salud), aunque también dio por hecho que el servicio se acabará prestando con los profesionales “doblando guardias”.

José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos, declaró que el Ejecutivo autonómico “no quiere hacer contratos dignos, por más que diga la consejera, y (médicos y enfermeros) se van de Aragón”. La DGA “justificará el cierre de consultas por la falta de médicos, pero ¿cuántas guardias quieren que hagamos? No se puede aguantar este rimo durante meses y meses”.

Borrel calificó de “infames” los contratos que se ofrecen en la comunidad, tanto para médicos como para enfermeros, y subrayó varias veces que no es tanto por las condiciones económicas, sino por las laborales.

Entre estas últimas, Boria y Borrel citaron la falta de formación y reciclaje en comparación con otras autonomías, la opción que hay en otras regiones de acceder a mejores hospitales si estás ciertos años en determinadas plazas o la duración de los contratos: “La Rioja ‘quitó’ dos radiólogos porque ofrecía dos años de contrato. Aquí se han ofrecido contratos para el 9 y 10 de agosto o sustituciones de 2 horas diarias, un día a la semana”, comentó el presidente delColegio.

El representante de Cemsatse también aludió a la extensión y dispersión de la provincia, que hace más difícil cubrir las plazas fuera de las grandes ciudades. Al respecto, recordó la petición del sindicato de considerar plazas de difícil cobertura casi toda la provincia. Además, expuso la necesidad de ofertas públicas de empleo (OPE) “regulares” en el tiempo. “Ahora se convocan las de 2019, 2020 y 2021 juntas, es decir, llevamos tres años de retraso y la mejor solución para fijar profesionales es ofertar plazas en propiedad”, evidenció.

Ambos coincidieron en que la falta de sustitutos se notará más en el medio rural que en los centros de salud más grandes.

Si la ausencia de reemplazos no fuera ya suficientemente grave, el sistema sanitario tendrá este verano más trabajo que otros años porque el “miedo” o “respeto” que tenía mucha gente a ir al centro de salud durante los peores momentos de la pandemia se está rebajando conforme avanza la vacunación.

Así, y como ya se nota desde hace un tiempo, muchos pacientes están retomando citas o controles pendientes. “Ahora hay más presencialidad, que nunca se perdió del todo, y la población quiere recuperar lo que tiene pendiente tras un año de pandemia”, relata Boria.

Borrel añade otro extra de trabajo a los ya citados: los pacientes desplazados procedentes de otras provincias. 

Etiquetas