Huesca

ECOS / DE CERCA

Santiago Pardo: “Tontos hay en todos lados y todos llevamos uno dentro”

“La sonrisa no sé si es de inteligentes, pero sonreír nos hace sentir mejor y hacemos sentir mejor a los demás”

Santiago Pardo
Santiago Pardo
Pablo Segura

Nacido en la capital oscense (1971), el presidente de la Asociación de Imagen Personal de Huesca y propietario del Salón de Peluquería Mixta Shanty´s asegura que siempre le ha gustado y le ha importado la imagen: “la mía pero también el poder ayudar a los demás a que den la mejor imagen en cada momento”. Defiende la idea de asociación para trabajar por la formación y solucionar los problemas que como sector tenemos.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

—El de la mano que hace el símbolo de ok, porque ok, si me comentas ideas nuevas; ok, si me llamas a quedar; ok, para trabajar; ok, para ir de fiesta; ok, siempre disponible y abierto.

Genio y figura. ¿Se identifica?

—Para ello se trabaja y se forma uno para llegar, que no llegas nunca, a ser genio y figura.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

—La prepotencia y la mentira, me causa rechazo.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

—Tenemos que sonreír más y no dejarnos llevar por la desilusión o la apatía. La sonrisa no sé si es de inteligentes, pero sonreír nos hace más felices y guapos, nos hace sentir mejor y hacemos sentir mejor a los demás.

¿Por qué visten tan gris los hombres occidentales?

—Los hombres siempre han vestido con colores oscuros: gris, azul marino, marrón, negro, según protocolo era elegante y era señal de respeto, ahora afortunadamente las nuevas generaciones agregan mucho más color, luminosidad y frescura al vestuario y a la vida en general.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

—Cuando pones un negocio es porque te apasiona, te llena y te divierte, pero tengo tiempo para todo, para mi negocio y para mis ratos de ocio.

¿Cuáles diría que son los pros y los contras de su trabajo?

—Como todos los trabajos tiene sus pros, como la creatividad, la satisfacción de hacer que tu cliente se sienta bien, y contras, como el cansancio de brazos y piernas, las prisas…

Dice Howard Gardner que no hay buen profesional que sea mala persona. ¿No conoce a alguno para contradecirle?

—Para ser buen profesional, has pasado por mucha formación y experiencia y eso te ayuda a ser buena persona, a empatizar con los demás, pero tontos hay en todos lados y todos llevamos uno dentro.

Durante los momentos más complicados de la pandemia ha sido el suyo uno de los sectores con más incertidumbre, ¿aún pagan los efectos?

—Nuestro sector venía arrastrando los efectos de la crisis, la subida del IVA, y ahora la pandemia, es un momento bastante complicado, los efectos secundarios de todo esto siempre atacan a nuestro margen de beneficio. Esperemos que los eventos, fiestas, cenas y otros compromisos sociales, poco a poco, vuelvan a la normalidad y así recuperar nuestro ritmo de trabajo. El que la gente, poco a poco, esté vacunada hará que se vaya perdiendo el miedo.

¿Poderoso caballero es don dinero?

—Poderoso muy poderoso es Don Dinero, es una pena, pero no lo tengas y verás.

Hablando de dinero, la rebaja del IVA es una antigua reivindicación, ¿qué más hacer?

—La vuelta al IVA reducido es una reivindicación justa y necesaria, nos lo subieron provisionalmente, somos un sector esencial, y estamos muy defraudados con el PSOE, en 2018 cuando estaba en la oposición nos apoyó presentando una PNL y ahora, que está en el gobierno, veta la votación presentada por unanimidad del resto de los partidos que haría posible la vuelta al IVA reducido que es el que corresponde al sector de la imagen personal, se tienen reuniones, se hacen concentraciones, se está trabajando mucho desde asociaciones nacionales y provinciales y otras plataformas pero...

¿En qué momento se encuentra este sector?

—Ahora mismo estamos en el momento de recuperar poco a poco el ritmo de trabajo. El verano, los eventos, aunque, de momento, sean de pocas personas, y la confianza de que volveremos a la normalidad, hacen que trabajes con ilusión. Somos un sector positivo, comprometido y responsable, pero también somos luchadores y defendemos lo nuestro, ahora es la vuelta al IVA que nos corresponde, luego será el reconocimiento de nuestras enfermedades laborales y nuestra formación de calidad. Hay mucho trabajo por hacer por eso necesitamos asociaciones fuertes para que nos escuchen.

¿A quién le daría el premio nacional de gastronomía altoaragonesa?

—A todo el que se mete en la cocina con cariño e intenta alagar a su comensal, yo soy fácil de contentar.

¿Digital o analógico?

—Digital. No queda otra, hay que avanzar.

¿A palabras necias, oídos sordos, la otra mejilla o mamporro -dialéctico-?

—Soy más de palabras necias, oídos sordos, pero no me calientes mucho que te puede llegar a la media hora un mamporro dialéctico que alucinas, aunque sea en mis adentros. Es mi fallo, me lo trago todo.

¿Es usted más de esperar o de reaccionar a las primeras de cambio?

—Soy de acción rápida y resolutivo, esperar carcome.

Dime con quién te juntas y te diré quién eres. ¿Hace casting para seleccionar amistades?

—Yo como Nati Abascal: “todos son mis amigos, quiero a todo el mundo” (risas). Así me va. 

Etiquetas